Clausura de las jornadas de zarzuela 2015 con El Sapo Enamorado

105
Clausura de las jornadas de zarzuela 2015 con El Sapo Enamorado
Escena de El sapo enamorado en las jornadas de zarzuela 2015

El domingo, 27 de septiembre, se clausuraban las Jornadas de zarzuela 2015, celebradas en el Teatro Auditorio de Cuenca, renovando el éxito cosechado en las dos anteriores ediciones. Puso el broche de oro el estreno de dos de las pantomimas más importantes del Teatro de arte: El sapo enamorado, con música de Pablo Luna y El corregidor y la molinera , de Manuel de Falla. El espectáculo es una coproducción entre la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero y el Teatro de la Zarzuela, y se incluye dentro del programa pedagógico de la temporada 2015/16 de este teatro madrileño, con representaciones en la Escuela Superior de Canto de Madrid, el próximo mes de febrero.

La actual puesta en escena de estos títulos tan representativos de lo que fue el Teatro de arte, proyecto del empresario y dramaturgo Gregorio Martínez Sierra, contó con la dirección musical de Nacho de Paz y la escénica de Rita Cosentino, así como la participación de Juan Sanz y Miguel Ángel Coso como realizadores de la escenografía, de Gabriela Salaverri como diseñadora del vestuario, y de Fernando Lázaro como coreógrafo, entre otros artistas de reconocido prestigio.

Una de las novedades de esta edición de las Jornadas de zarzuela es la creación de un grupo instrumental propio entorno al Ensemble DRAMA¡ para dar respaldo a la puesta en escena de estas representaciones, así como al concierto celebrado la noche del sábado, 26 de septiembre: La zarzuela-jazz. Para este concierto, protagonizado por la orquestina Gran Vía 78, se recuperaron arreglos para orquestina que hicieron furor en los dancings y cafés de los locos años veinte a partir de una sonoridad hoy olvidada pero muy característica entonces.

Completó la programación del festival el concierto interpretado por el pianista Duncan Gifford, La pantomima al piano, celebrado el viernes, 25 de septiembre, y que permitió escuchar transcripciones de pantomimas y bailables extraídos de zarzuelas de la época y otras composiciones hoy casi olvidadas, contemporáneas al Teatro de arte.

Otra de las grandes novedades de esta edición de las Jornadas fue el programa zarzuela para tod@s dedicado a la promoción de la zarzuela entre el público infantil, tercera edad, asociaciones y diversos colectivos de Cuenca a los que se les ofreció la oportunidad de participar en espectáculos especialmente creados para ellos, asistir a ensayos, conocer a fondo el proceso de producción de un espectáculo musical o participar en un concurso de dibujo infantil entorno a la zarzuela.

La parte académica se desarrolló a través de encuentros, con ponencias y mesas redondas de gran interés, en las que se teorizó sobre el Teatro de arte, con protagonismo de diversos especialistas en la materia.

La exposición La callada existencia de El sapo enamorado permitió recorrer los pormenores de las obras escénicas estrenadas en las jornadas y adentrarse en otros detalles asociados a la historia del Teatro de arte.

Por último, la feria que ocupó los pasillos y vestíbulo del Teatro Auditorio de Cuenca se abrió a la participación de teatros, espacios escénicos y productoras dedicados a la programación de espectáculos líricos, fundamentalmente zarzuela, ya sean producciones propias o contratadas, así como aquellos interesados en incluir este género en su programación. Además, contó también con la presencia, ya habitual, de entidades y medios de comunicación vinculados a la zarzuela, y la celebración de sesiones de networking entre gestores, programadores y creadores con vistas a futuras contrataciones.

Un aspecto fundamental de las Jornadas de zarzuela es su programa de internacionalización, que se integra dentro del Programa PICE de Acción Cultural Española (AC/E), con el fin de facilitar la promoción de la zarzuela y de sus agentes en otros países, más allá del área hispano parlante. En esta ocasión fueron invitados a participar en él directores de teatros y festivales de Chile, Brasil, Perú y México.

La celebración de las dos anteriores ediciones de las Jornadas de zarzuela han sido uno de los argumentos fundamentales para la concesión a la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero del Premio Lírico Teatro Campoamor 2014 con el que se reconoce su significativa contribución al mundo de la lírica.