Alcina. Haendel. Madrid

22

Auditorio Nacional de Música de Madrid. 14 Octubre 2014.

Versión de Concierto.

Tras su paso por Pamplona, llega a Madrid la gira de Joyce DiDonato con esta ópera de Haendel, cuyo resultado ha vuelto a ser triunfal, con el problema ya apuntado de que el público no respondió en taquilla de la manera que merecía el espectáculo.

Poco tengo que añadir en el aspecto musical a lo escrito en el concierto de Pamplona. Otra vez me pareció muy convincente la lectura de Harry Bicket en los dos últimos actos y más rutinaria en el primero. Volvió a rayar a gran altura la estupenda orquesta del English Concert. Aprovechando que en esta ocasión el programa de mano ofrecía los nombres de los componentes de la orquesta, me gustaría destacar las actuaciones de la concertino Nadja Zwiener, el magnífico chelista Joseph Crouch, así como Hannah McLaughlin en la flauta, y los estupendos intérpretes de las trompas barrocas, Ursula Paludan y Martin Lawrence.

alcinamadrid1

Joyce DiDonato

En el reparto vocal destacaba de manera especial la Alcina de Joyce DiDinato, que ya en Pamplona obtuvo un triunfo incuestionable. Yo diría que en Madrid todavía ha estado mejor, más metida en el personaje de la maga, más dramática en su interpretación. Volvió a mostrar su categoría inmensa en el aria Si, son quella, como lo hizo en Pamplona, pero lo mismo se puede decir de cómo cantó en el segundo acto el aria Ah, mio cor, schernito sei, donde estuvo fantástica, insuperable. A partir de ahí todo llevó el sello de lo excepcional. ¡Qué gran artista es Joyce DiDonato!

Alice Coote estuvo para mi gusto algo por debajo de su actuación en Pamplona. No se puede hablar de diferencias importantes, pero sí de algunos aspectos puntuales. Me resultó menos impactante en Verdi pati y meno espectacular en el aria Sta nell’ircana. En cualquier caso, un Ruggero de respeto.

alcinamadrid2

Joyce DiDonato y Alice Coote

Repitió su buena interpretación Christine Rice como Bradamante, aunque se echa en falta una auténtica contralto. Hubo siempre buen gusto en sus intervenciones.

Anna Christy lo hizo bien en Morgana, aunque tardó un tanto en calentar su voz. Sus mejores momentos fueron el aria Tornami a Vagheggiar, así como en Credete al mío dolore, con el sublime acompañamiento del violonchelo.

Anne Devin volvió a repetir la muy buena impresión como Oberto. De hecho, en Madrid la he encontrado más suelta y confiada. Creo que el público comparte mi valoración, puesto que para ella fueron los más intensos aplausos de la noche, tras los que recibió Joyce DiDonato, por supuesto.

Cumplió bien Wojtek Gierlach como Melisso, mientras que el tenor Ben Johnson siguió sin convencerme en la parte de Oronte.

Para quienes pudieron asistir al concierto de Pamplona les diré que los cantantes repetían sus modelos, con la excepción de Anne Devin, totalmente de negro en Madrid, mientras que Ben Johnson llevaba unos impactantes calcetines de color rosa.

 

Ovación final
Ovación final

El Auditorio Nacional ofrecía una entrada algo superior al 75 % del aforo, con los mayores huecos en las localidades altas. El público se mostró muy cálido con los artistas, dedicando un triunfo a Joyce DiDonato.

El concierto comenzó puntualmente y tuvo una duración de 3 horas y 37 minutos, incluyendo dos intermedios. Duración musical de 2 horas y 52 minutos, exactamente igual que en Pamplona. Seis minutos de intensos aplausos.

El precio de la localidad más cara era de 40 euros, costando 18 euros la más barata, en este caso las situadas detrás del escenario.

José M. Irurzun