Anna Bolena de Donizetti en Tenerife

57
Anna Bolena de Donizetti en Tenerife
Celso Albelo

Con gran esfuerzo, inteligencia y sentido de la programación el equipo que dirige el Auditorio de Santa Cruz de Tenerife va sacando adelante sus temporadas con gran éxito, si no de público que no lo llena –falta tradición y marketing pero hay que seguir empeñándose porque el que resiste, gana- sí de la critica de los aficionados.

La Anna Bolena de Donizetti en Tenerife ha supuesto un triunfo indiscutible, y eso que las cosas se les pusieron muy difíciles a ultima hora. La gran soprano Mariella Devia canceló la víspera del estreno por un problema de alergia. Se buscó sustituta, cosa nada fácil, y finalmente se encontró a Marta Torbidoni, de Ancona, quien tomó un avión al día siguiente y llego 4 horas antes del concierto. Nervios inevitables ante el desconocimiento de la soprano.

En versión concertante se inició esta ópera belcantista de la trilogía Tudor del maestro de Bérgamo. Gran expectación que pronto se transformó en admiración y grandes aplausos. Marta Torbidoni es una joven soprano con un curriculum muy interesante y con una carrera en progreso, alumna de la gran Renata Scotto cantó toda su parte de manera maravillosa, valiente, yendo siempre a más hasta llegar a la deslumbrante escena final. Legato exquisito, articulación, afinación, agudos radiantes, riqueza de armónicos y una inteligencia magnífica- siempre pendiente de las indicaciones del director Sebastiano Rolli. A todo ello se unió una capacidad de comunicación y empatía con el resto del elenco importante.

anna-bolena-tenerife copia

Su partener fue el gran Celso Albelo del que poco se puede añadir a lo dicho en otras ocasiones. La categoría musical de este tenor canario es sublime. Su canto es excepcional, su sentido del legato extraordinario, fraseo, zona aguda espectacular. Estamos ante un tenor fuera de lo común. Un orgullo.

Con ellos triunfó la mezzo Alessandran Volpe de voz aterciopelada y poderosa, magníficamente proyectada y muy musical. Otro éxito.

Con ellos la mezzo japonesa Nozomi Kato , y Piotr Lempa cumplieron sobradamente con sus roles, si bien el segundo resultó algo monótono. Lo menos interesante fue la actuación del bajo Felipe Bou. A su voz le falta carácter y autoridad para encarnar rey Enrique VII.

Magnifica la orquesta sinfónica de Tenerife y el coro de la ópera del mismo lugar a las ordenes del joven director italiano Sebastiano Rolli quien nos dio una versión de la ópera Anna Bolena de Donizetti en Tenerife que demostró que el compositor es algo más que un mero acompañante de voces.

El público aplaudió y lanzo bravos interminables a un concierto que permanecerá en nuestra memoria.

Francisco García-Rosado