Celso Albelo. Íntimamente

8
Celso Albelo. Íntimamente
Celso Albelo. Íntimamente

Cuando Celso Albelo coge una guitarra en la intimidad de su familia o arropado por los amigos de siempre, rara vez interpreta las arias de ópera o las romanzas de zarzuela que le han hecho famoso en todo el mundo. El tenor canario vuelve siempre a sus raíces y, es esos momentos de cercanía y verdad, mira siempre a las canciones de su juventud, a la tradición musical de la canción hispanoamericana.

Por eso, el último disco de Celso Albelo, editado Sony y que lleva por título Íntimamente, es la mejor manera para acercarse a su arte. El compacto recoge un cuidado recital de canciones en español  de compositores como Alberto Ginastera, Joaquín Turina, Carlos Guastavino y Juan Quintero entre otros.

El disco no sigue un orden definido, lo que le da un fresco aire de improvisación, casi como grabado en directo. Guarda, no obstante, las canciones de Joaquín Turina como lujoso cierre, a modo de flores clásicas que nacen del sustrato tradicional que Albelo crea con los temas anteriores.

El estilo de Celso Albelo, máximo exponente actual de la escuela canaria y heredero del inolvidable Alfredo Kraus, sigue fiel a sus sendas, muy arraigadas en el artista: Dicción clara, apoyo inteligente sobre las consonantes, gracioso uso del rubato, dominio exquisito del fiato, elegante y aérea messa di voce….  Sin embargo, en este repertorio escuchamos al Celso más espontáneo, como si su personalidad se liberara de patrones externos y saliera del atrio de la academia para cantar bajo ese sol alegro que baña por igual España y Sudamérica. La tradición musical isleña está en la voz y el sentir de Celso Albelo, pero vivida con la naturalidad de una respiración, con el alivio de un suspiro.

En Íntimamente, Celso Albelo nos abre las puertas de su ser como artista, y elige sabiamente como compañero de viaje al pianista canario Juan Francisco Parra. El maestro Parra sabe colorear con el teclado, aderezar los sabores caribeños de Albelo en Pampamapa, replegarse para dejar al desnudo la voz del canario en la sublime Morucha, de Juan Quintero, o encaramarse a las páginas de Turina con gusto y tino irreprochables.

Todas las canciones de Íntimamente suenan vividas, no estudiadas; sentidas, no interpretadas; como fruto de una sensibilidad que va más allá de lo estético. Así, temas como Pueblito mi pueblo, del argentino Carlos Guastavino sobre un poema de Francisco Silva, o la Canción del carretero de Carlos López Buchardo suenan con la pureza de un lied alemán, tan respetuoso como es Albelo con el idioma y la poesía.

Los seguidores de Celso Albelo se emocionarán con la escucha de Íntimamente, piedra de toque de su aún incipiente fonoteca, mientras que los aficionados a la lírica y la canción española descubrirán matices nuevos con cada escucha. Íntimamente es un trabajo que rebosa sensibilidad, elegancia y verdad, y que muestra por qué el tenor español Celso Albelo triunfa sobre los escenarios de todo el mundo.

Carlos Javier López