Sentimiento canario en el Concierto de Navidad del Teatro de la Zarzuela

78

                   Concierto de Navidad del Teatro de la Zarzuela Por Germán García Tomás

Fiel a su tradición, y en las mejores condiciones pese a los tiempos que corren, el Teatro de la Zarzuela de Madrid celebró su particular Concierto de Navidad para despedir el año 2020, que contó con la participación solista de dos artistas canarias de auténtica excepción, la soprano Yolanda Auyanet y la mezzosoprano Nancy Fabiola Herrera, dos cantantes que han triunfado ampliamente en el género de la zarzuela, aunque la primera se haya consagrado más a la ópera, y que aquí se entregaron con pasión y oficio a este variado recital sin pausa que ofrecía algunas páginas poco o nada conocidas de nuestro teatro lírico, lo que es siempre de agradecer.

Concierto de Navidad del Teatro de la Zarzuela Por Germán García Tomás
Yolanada Auyanet y Nancy Fabiola Herrera en el Concierto de Navidad del Teatro de la Zarzuela.

Un veterano, completo e imaginativo maestro de la dirección como es Víctor Pablo Pérez se puso al frente de la Orquesta de la Comunidad de Madrid, de la que ostenta aún su titularidad, y del Coro del Teatro de la Zarzuela, volviendo a mostrar una vez más sus maneras elegantes desde el podio, con ambas formaciones de nutridos efectivos elevadas al escenario, como es preceptivo en este tipo de conciertos, comenzando con una atenta y detallista interpretación, recreada con esmero por medio de los expresivos gestos, de la Marcha de la Constitución de Cádiz de Chueca y Valverde, una zarzuela que ha acompañado con asiduidad a la formación madrileña, pues la tiene grabada en disco y la ofrecieron en concierto hace más de año. A esta interpretación siguió el brioso pasacalle “El barrio de la Viña” de la misma obra, con una emisión algo desangelada de las voces del Coro del Teatro debida en gran parte a la obligatoriedad de verse enmascarados. Pese a todo, los miembros de la agrupación que dirige Antonio Fauró demostraron todo su buen hacer, soltura y gracia vocal en los inolvidables números corales de La verbena de la Paloma, El barberillo de Lavapiés y Don Manolito, marcados desde la orquesta por los múltiples contrastes dinámicos de Víctor Pablo.Concierto de Navidad del Teatro de la Zarzuela

Nuestro rico género lírico abunda en dúos femeninos, y ambas compatriotas hicieron gala de una gran compenetración en las páginas que abordaron conjuntamente, entre ellas dos debidas al genio inagotable de Barbieri, el hermosísimo dúo de Enriqueta y Clara (“En torno mío reina el placer”) de El relámpago y el tenso dúo de Pepita Tudó y la Princesa de Luzán de Pan y toros, este último en su alarde belcantista poniendo a prueba las capacidades para la agilidad vocal, en las que Auyanet demostró que se mueve en su terreno natural. Sus respectivas actitudes teatrales descollaron en números más ligeros, como el dúo “Remolacha dulce, acércate” de Los presupuestos de Villapierde de Lleó y Calleja, ejemplo de género sicalíptico que hizo las delicias del público por la adopción de poses pícaras, o el encantador dúo de las casadas a ritmo de vals de ¡Al agua, patos! de Ángel Rubio. Esa comicidad fue puesta de manifiesto a solo por Herrera en su recreación del Tango de la Menegilda de La Gran Vía de Chueca y Valverde, donde supo derrochar chulería y garbo madrileño con grandes dosis de elocuencia apoyándose en su mantón de Manila. La mezzo canaria, que comenzó luciendo su carnoso y oscuro timbre con un agudo bien servido en la romanza “Cuando está tan hondo” de El barquillero de Chapí, volvió más adelante a servir una nueva versión de la romanza “Sierras de Granada” de La Tempranica de Giménez, obra completa que interpretó semanas atrás en este mismo escenario con gran sentimiento y emoción a nivel actoral, además de conferir detalles muy personales a su encendida prestación vocal, abundante en medias voces. Concierto de Navidad del Teatro de la Zarzuela

Yolanda Auyanet, de instrumento claro y cristalino, cautivó a los espectadores desde su primera salida, cantando la romanza de Sagrario “No me duele que se vaya” de La rosa del azafrán, a pesar de acusar cierta oscuridad inicial en la voz, unos graves que se aclararon enseguida para mostrar todo su acostumbrado lustre, su brillo y magnífico metal en los agudos. El bellísimo y embriagador timbre volvió a refulgir en una modélica versión de la Canción veneciana de El carro del sol de José Serrano que nos hizo evocar en nuestra memoria la emoción con que la dejó grabada Montserrat Caballé, pues su fraseo y línea de canto legato eran parejos. La soprano también brindó una fogosa romanza, de brillantes agudos en su cadencia final, “Yo quiero a un hombre” de El cabo primero de Fernández Caballero.

Obligada era la inclusión en el programa de un villancico del folclore natal de las cantantes, Lo Divino de Fermín Cedrés, en colorido arreglo concertante de Emilio Coelho. Y casi para finalizar descubrimos por sorpresa la faceta menos conocida de ambas, la de los espirituales negros, con Go tell it on the mountains de John W. Work Jr, en una perfecta adecuación al estilo gospel, antes de que las canarias coronaran su actuación con otro dúo más de Barbieri, el bolero “Niñas que a vender flores vais a Granada” de Los diamantes de la corona, con el texto graciosamente cambiado en las partes donde en el original interviene el tenor, dándose así fin a esta excelente forma de despedir el año, escuchando zarzuela de la mano de dos cantantes en el cenit de sus carreras artísticas que han hecho disfrutar y divertir en grandes dosis al público de la capital.


30 de diciembre de 2020. Teatro de la Zarzuela (Madrid). Concierto de Navidad. Yolanda Auyanet (soprano), Nancy Fabiola Herrera (mezzosoprano). Coro del Teatro de la Zarzuela. Antonio Fauró (director del coro). Orquesta de la Comunidad de Madrid. Víctor Pablo Pérez (director). Obras de Chueca y Valverde, Chapí, Fernández Caballero, Guerrero, Barbieri, Sorozábal, Lleó y Calleja, Rubio, Cedrés y Work Jr. Concierto de Navidad del Teatro de la Zarzuela