Concierto, Onze de setembre. Nova Catalónia

50

Concierto “ONZE DE SETEMBRE: ‘NOVA CATALÒNIA’ de Joan Manen

Obras de R.Lamotte de Grignon, M.Oltra, J.ManenA.Ros Marbá y Ll.Millet.
Orfeó Català, Orqeusta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña. Dir: Xavier Puig
Solista de piano: Albert Guinovart
L’Auditori de Barcelona, 11 de setiembre de 2013

Desde hace tres años el día de la Diada catalana se cierra con un concierto que aúnan esfuerzos de tres de las entidades catalanas más emblemáticas: Orfeó Català-Palau de la Música Catalana, L’Auditori con la OBC y la Fundació Mas i Mas. Si en las pasadas ediciones se celebró en el Palau en este 2013 fue el Auditori el lugar elegico con un programa tan variado como catalán con obras de compositores del s.XX.
La Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña se puso a las órdenes del director Xavier Puig consiguiendo unos buenos resultados en conjunto en un programa que es el primer trabajo de la orquesta antes de comenzar su propia temporada sinfónica.
La primera parte del programa se centró en el diálogo del piano solista con la orquesta. La obra que abrió el programa fue un estreno, el Concierto Mágico para piano y orquesta del compositor Ricard Lamote de Grignon que sirviera de banda sonora para una película estrenada en 1952 con título homónimo al concierto.Durante los menos de 15 minutos que duró pudimos apreciar la comodidad del solista, el pianista y compositor Albert Guinovart, en este repertorio que oscila entre momentos más jazzísticos con otros momentos más líricos del primer tema o más danzables en ritmo ternario del tema segundo, para concluir la pieza con unos ecos a lo Rasmaninov.
La primera parte se completó con la Rapsodia para piano y orquesta de Manel Oltra en la que volvió a brillar la técnica y musicalidad de Guinovart desde el solo que abre la pieza tras la introducción orquestal. También se podía considerar como estreno ya que la obra original es para la formación instrumental de cobla y piano, ofreciéndose en esta ocasión la premier de la versión que el mismo Oltra hizo al orquestarla en 2004 y que no había sido escuchada.
Obra basada en diversos temas del Baile de bastones de la comarca del Penedés respira frescura sin perder los orígenes de la tímbrica especial de la cobla trasportada a la orquesta con solos de pequeño tambor y compases de amalgama que enriquece la riqueza melódica de la obra.
Los efusivos aplausos del público hicieron que el solista ofreciese un bis de su propio catálogo, un Vals en homenaje a Granados del propio Albert Guinovart.
La segunda parte del concierto comenzó con una arenga por parte del director de carácter político nacionalista que encendieron los ánimos de un público que no llenaba ni el sesenta y cinco por ciento del aforo del Auditori.
Tras este parlamento que estuvo presidido por la Estelada en el espacio del director se interpretó la Sinfonía  “Nova Catalonia” que compusiera Joan Manen con diez y siete años. Una obra con más pretensiones que resultados y cuyos primer y último movimiento resultaron repetitivos y monótonos, herederos de una mirada más hacia el mundo sinfónico germánico pero sin ningún ápice de genialidad. En contraste los movimientos intermedios resultaron más interesantes por el collage de temas populares catalanes en la que se basan.
Fue una lástima que la gran orquestación y la falta de control del director, o el escaso número de coristas del Orfeó Català (60 exactamente) fueran literalmente silenciados por los metales de la orquesta en su intervención del último movimiento de la Sinfonía, convirtiendo el canto de victoria de la nueva Cataluña en un breve susurro imperceptible casi de entender el texto de exaltación patriótica.
Esta presencia coral se salvo en a última pieza del programa, el Canto de los Segadores, himno nacional de Cataluña en la versión del maestro Antoni Ros Marbá que se fue cantada por todo el público en pie y desplegando banderas catalanas por diversas partes del Auditori y que hicieron que se ofreciera como bis (¡ya anunciado en el programa!) el “Cant de la Senyera” himno oficial del Orfeó Català
Un concierto con más intención política que musical pero cuyo resultado fue interesante, si bien se podrían haber buscado a parte de compositores del ámbito catalán, otras obras de compositores de otras latitudes como Britten, Arrieta, Bretón , etc…que compusieron obras dedicadas a Cataluña o a partir de leyendas catalanas.
La representación política fue escasa como el mismo público comentaba, e igualmente comentaba el excesivo precio (de 39 a 15 €) de un concierto que tendría que ser gratuito como colofón de la Fiesta Nacional de Cataluña.

R.B.