Critica Concierto A+

24

17 octubre 2012. Auditorio Nacional

 

Obras de Haendel, Garay y Mozart .Coro Talia.  Orquesta Opus 23. Dir. Andrés Salgado.

Francisco García-Rosado

Se inaugura un nuevo ciclo de conciertos patrocinado por un grupo de personas amantes de la música que han  creado una nueva orquesta, Opus 23, bajo la dirección del joven Madrileño Andrés Salgado.

En la Sala de Cámara del Auditorio Nacional tuvo lugar este concierto que podemos calificar de sorprendente y admirable. Una orquesta formada por muy jóvenes profesores, el concertino, Lucas Bienzobas sólo tiene 18 años y es un músico excepcional. Se interpretaron varias obras de Haendel, la Sinfonía nº 5 del asturiano Garay y la sinfonía 41 de Mozart de forma no sólo impecable sino también con ciertas dosis de virtuosismo como lo puso de manifiesto la fagotista Lucía Molina. Con ellos el coro Talia muy empastado  y afinado  hicieron una música de grandes intérpretes. El Haendel sonó glorioso como corresponde; la sinfonía de Garay (2761-1823) , sin ser una obra maestra, tiene elementos merecedores de su escucha como el primer movimiento de corte Haydniano y una intervención del fagot virtuosa que sugiere una voz de mezzo coloratura. Brillante el movimiento final. Interpretar Mozart siempre es un riesgo y más por una orquesta principiante –todos españoles- que se saldó con una ejecución espléndida especialmente en el Adagio.

El artífice de todo esto fue el joven director madrileño de 28 años, Andrés Salado, de formas muy austeras y eficaces y una mano izquierda que promete ser una joya. Estamos ante un director con un futuro claramente prometedor y una madurez sorprendente.

Enhorabuena a los organizadores por esta iniciativa en tiempos tan difíciles para la música y la cultura en general.

El público disfruto y aplaudió con ganas esperando el próximo concierto por los mismos intérpretes y director para el día27 de febrero.

 

Francisco García-Rosado