Crítica concierto de la OCNE. Chaikovski y Rachmaninov

24

MADRID. AUDITORIO NACIONAL

Chaikovski y Rachmaninov. Dir: Jesús López Cobos. 14 de diciembre. *

Lamentable concierto del ciclo de la OCNE. Con un programa muy interesante y con el Auditorio llenos la frustración fue grande.

La Suite nº 4 de Chaikovski es una obra menor compuesta sobre también menores obras de Mozart. Lo más interesante fue el cuarto movimiento por la variaciones que conlleva, pero nada más, con un primer violín con sonidos feos y desafinados. Después venía el genial concierto para violín y orquesta, y ahí llegó el desastre. Con una lentitud incoherente y una orquesta que no pudo estar a la altura de la partitura de Chaikovski porque el director López Cobos estuvo totalmente fuera de estilo. La maravillosa inspiración del compositor ruso brilló por su ausencia. Barullo y desafinación en muchos momentos –la desafinación fue la tónica del concierto. Aburrido hasta extremos con un segundo movimiento plúmbleo y una falta total de brillantez  y expresión.

A esto se unió la solista de violín Lisa Batiashvilin, quien tocó con partitura, cosa nada habitual en un solista, perdida en algunos momentos del Andante y muy desafinada.

Jesús López Cobos es un gran maestro internacional pero en sus actuaciones en el Real y en esta concretamente estuvo fuera de lugar. Lástima.

Francisco García-Rosado