Critica concierto de obras de Sarasola.Beasain

84

UN TESORO

Cuántas veces quien escribe ha sostenido que el potencial de la cultura musical de esta tierra está indebidamente valorado. Pues bien, los responsables al caso aún no han ido al otorrino o han cogido tortícolis hacia el lado contrario.  Predicar en el desierto es lo que hace la música vasca, donde ni las piedras escuchan. Dicho esto queda, en plena conciencia de su alcance ante la luz brillante que anteayer nos ofreció la música de Xabier Sarasola, en el estreno mundial de trece composiciones propias que están integradas en el CD que lleva el título genérico de ‘Haizeak dakar’. Estanos ante un compositor ejemplar, que a su mucha sabiduría le adornan aspectos como la sencillez personal, la humildad y el entrañable trato (otros con mucho menos desconocen tales valores). Sarasola ha compuesto unas piezas totalmente integradas en el acervo cultural universal –amén de vasco- por la limpieza de sus líneas melódicas, la luminosidad de su fraseo tonal y el calado en profundas raíces de la cultura de esta tierra, sin forzados folclorismos.  Es un trabajo de referencia en el que me quedo con tres obras de altísimo nivel, cuales son el ‘Pange lingua’ sacando en armonías sencillas la intimidad del testo latino con el fulgor de las flautas de Aristegui y Razola, por otro lado la hermosura de la pieza ‘Xulufraia’, y el guiño elegante que hace a Gershwin, a través del clarinete de Mitxelena en la obra ‘Mundiuari begiratzeko’, que, con el público en pie, llenó el templo de bravos y sólidos aplausos.

Semejante tesoro de composición contó con el complemento ideal en la bondad  de concertación que caracteriza a Basilio Astulez, quien al frente de su coro Vocalia Taldea preñó de luminosidad cada una de las obras de Sarasola. La elegancia de gestos en este director, la precisión en sus mandatos de modulación a las voces, nos regalaron momentos de intensa emotividad como fue el caso ya citado de ‘Pange lingua’, que se convertirá en una pieza coral de referencia. Nuestros tesoros musicales invernan en un triste abandono  y  genérica desidia del poder.

Fecha: 10-XI-2012. Lugar: Basílica de San Martín de Loinaz, Beasain. Programa: Obras de Xabier Sarasola. Músicos solistas: Xabier Sarasola (piano), Amaia Arostegi y Jone Rezola (flautas), Aitor Mitxelena (clarinete). Coro: Vocalia Taldea. Director: Basilio Astulez.

EMECE