Crítica de “Apoteosis”. Madrid

52

MADRID.JARDINES DE SABATINI

APOTEOSIS. Sobre una idea y dirección escénica: José Luis Moreno. Dir. Musical Carlos Cuesta. Coreografía: Carlos Villán. 25 de julio.

 

Entro de los Veranos de la Villa de Madrid se presentó un espectáculo de canto y ballet en los Jardines de Sabatini. Cualquiera que conozca el trabajo de José Luis Moreno podrá hacerse una idea clara de lo que presentó. En sus propias palabras “música, arte y color”.

Lastima de una publicidad adecuada porque no se llenó, y este tipo de espectáculos tiene un público muy amplio que hubiera disfrutado mucho.

Sobre una base de un recorrido por diferentes músicas de épocas distintas, géneros y estilos se fue desarrollando en dos horas una racimo de arias de ópera, romanzas de zarzuela, canción ligera y copla. Todo ello engarzado en una serie de bailes también de diferentes estilos con un grupo de bailarines magnífico  que daban cohesión al espectáculo.. lo más sobresaliente del ballet fueron los números de la jota de Gigantes y Cabezudos y el intermedio de La boda de Luis Alonso, sin desmerecer el resto.

Vocalmente se contaba con algunas figuras brillantes. Así milagros Poblador cantó dos arias, de Romeo y Julieta de Gounod y de La traviata de Verdi de forma impecable con una coloratura y musicalidad excelentes. Beatriz Lanza por su parte cuajó una romanza de Doña Francisquita y un aria de El barbero de Sevilla rossiniano espléndidas, llenas de gracia e intención. Ismael Pons cantó con voz poderosa y estilo el Toreador de Carmen de Bizet y una romanza de La del soto del parral. José Antonio moreno lució sus magníficos agudos en Rigoletto y El trovador.

Los demás cantantes, Francisco, Anabel dueñas, Erika Leiva, Alex Forriols y Vicente Seguí completaron un repertorio de canción ligera con estilo y muy buenos medios.

Un pequeño coro , casi inaudible, completó la parte vocal . La orquesta se defención con corerección a las ordenes del maestro Carlos Cuesta que dio de sí cuanto los medios a su cargo podían.

El público aplaudió con calor todos los números de un espectáculo muy amenos y recomendable.