Crítica de Elektra. Strauss. Buenos aires

145

elektrabs2

Prof. Christian Lauria

En sintonía con las celebraciones por el 150° Aniversario del nacimiento de Richard Strauss, el Teatro Colón de Buenos Aires, ha presentado una nueva producción de Elektra.

Nuestra ciudad tiene con esta obra una relación particular pues ha sido escenario de memorables versiones, bajo la dirección del mismo compositor, o con nombres como Nilsson o Behrens (por citar sólo dos) como protagonistas. No es extraño, entonces, que la sala del primer coliseo porteño rebosara de un público expectante y ansioso por disfrutar de una gran noche.

No hubo que esperar más que la orquesta presentara los primeros acordes para notar que las expectativas no serían defraudadas. La sonoridad, matices y expresividad dramática que el Mtro. Roberto Paternostro impuso a la Estable del Colón, nos reconcilió con un cuerpo que venía teniendo una pálida labor durante la temporada, pero que en esta velada volvió a mostrar su calidad y nivel. 

Por su parte las tres intérpretes femeninas principales también rubricaron un trabajo de primer orden en lo musical dotando a sus personajes del sonido que requiere una obra plagada de dificultades.

Linda Watson cantó una Elektra con una voz arrolladora capaz de imponerse a los tutti de la orquesta y de correr sin problemas por la sala.

Manuela Uhl nos entregó una Crisótemis de fuste, dotándola de una voz estupenda en volumen y en belleza tímbrica; con agudos seguros y penetrantes y matices manejados con maestría de manera de que el personaje fue dibujado con precisión y efectividad dramática.

La Clitemnestra de Iris Vermillion contó a su favor con una voz de color oscuro y graves densos lo que resaltó el contraste con Elektra. Cantó su parte con intención y supo frasear sus parlamentos acorde al sentido del texto.

De primer nivel resultaron el Egisto de Enrique Folger y el Orestes de Hernán Iturralde, quienes demostraron, una vez más, estar a la altura de los más altos compromisos.

También cumplieron una lucida labor musical las doncellas, y los restantes personajes secundarios.

En resumen, una memorable versión musiclal.

Ahora, la puesta… La puesta…

Firmada por Pedro Pablo García Caffi, Director General y Artístico del Teatro, resultó una suma de convenciones que resumieron las más tradicionales versiones que el espectador haya podido ver en video o en vivo durante los últimos cincuenta años, sin aportar la más mínima novedad, la menor mirada personal, ni transmitir ninguna idea que permitiera justificar el título de «nueva versión escénica». 

Los intérpretes parecieron librados a su experiencia y suerte y en más de una ocasión las salidas no coincidían con las nuevas entradas por lo que se producía cierto desorden para el espectador atento. 

La danza final de la protagonista pareció más el tambaleante desplazamiento de quien ha tomado una copa de más que la casi orgiástica escena que previó Strauss.

Clitemnestra pasaba de moverse como una frágil y extenuada anciana a una vampiresa cercana a Salomé, para lo que la ayudaba un vestuario poco feliz para el rol.

elektrabs1

Por su parte, la escenografía y la iluminación (también de García Caffi) acentuaron la monotonía y la falta de  indagación de la puesta que no pudo revertir el vestuario pensado por Alejandra Espector.

En resumen, una puesta olvidable.

Ahora bien, más allá de los reparos, el alto nivel musical y los valores propios de esta obra maestra straussiana  se impusieron a todo y permitieron una velada de hondo disfrute en la que los autores pudieron nuevamente tocar, conmover y conmocionar al público que respondió con cerradas ovaciones a las tres intérpretes principales y al director de orquesta.

Agreguemos por último que los miembros de la Orquesta Estable del Teatro Colón hicieron saber a la sala su disconformidad por las condiciones de labor a las que se ven sometidos levantando cada uno un cartel con leyendas alusivas antes del comienzo de la función y tras su culminación.

También vale la pena citar la preocupación con la que observamos el desprendimiento de mampostería del techo de la sala que se produjera días atrás y sobre el que aún no existe explicación oficial. Resulta por demás significativo el accidente si recordamos que entre 2006 y 2010 el teatro permaneció cerrado para terminar su restauración total.

 

ELEKTRA, Ópera en un Acto

Música de Richard Strauss, Libreto de Hugo von Hofmannsthal

 

ELENCO

 

Elektra….. Linda Watson

Clitemnestra…. Iris Vermillion

Crisótemis….. Manuela Uhl

Egisto…..Enrique Folger

Orestes….. Hernán Iturralde

Preceptor de Orestes…. Cristian de Marco

Confidente….. Marisú Pavón

Portadora del Manto…. Daniela Tabernig

Joven sirviente… Eduardo Bosio

Viejo sirviente…. Víctor Castells

Celadora….. Janice Baird

Doncellas…. Alejandra Malvino, Alicia Cecotti, Virginia Correa Dupuy, Vanesa Tomas, Marisú Pavón

 

Orquesta Estable del Teatro Colón

Director: Mtro. Roberto Paternostro

 

Director de escena, escenografía e iluminación: Pedro Pablo García Caffi

Vestuario: Alejandra Espector

 

Teatro Colón de Buenos Aires

Función del 4 de Noviembre de 2014