Crítica de la Gala lírica del CEU

63

 

Crítica de la Gala lírica del CEU

La primera Gala Lírica del CEU (Universidad de San Pablo) ha sido organizada en colaboración con la Asociación de Amigos de la Opera de Madrid.

El recital tuvo lugar en su sede de la calle Tutor donde pudieron escucharse las voces de 4 cantantes jóvenes que ya han iniciado su carrera y que son el futuro de la ópera y zarzuela. Así intervinieron la soprano Elena Rey, el tenor José Quintín, la mezzo Estíbaliz Ruíz y el barítono Pablo Gálvez acompañados por el pianista Julio Alexis Muñoz.

El programa tuvo dos partes diferenciadas. En la primera interpretaron arias, dúos y conjuntos de ópera, y en la segunda de zarzuela. Con páginas de Offenbach, Bellini, Donizetti, Gounod y Verdi en cuanto a la ópera; y Serrano, Arrieta, Alonso, Soutullo y Vert y Chueca para la zarzuela.

Todo tuvo un gran nivel y entusiasmaron al público asistente. Todo merece la pena destacarse pero especialmente el dúo de Los cuentos de Hoffmann de Offenbach interpretado por Elena Rey y Estíbaliz Ruiz donde pusieron de manifiesto que poseen una voces de soprano y mezzo respectivamente de gran calidad. Timbres bellísimos, musicalidad, proyección, articulación magníficos. El vals de Museta de La boheme de Puccini que cantó Elena Rey de forma impecable y con alegría desbordante. El aria de Romeo et Juliette de Gounod Ah! Lève-toi, soleil” fue cantada de forma espléndida por el tenor José quintín, voz grande de lírico con una zona aguda esplendorosa. El barítono Pablo Gálvez Pablo Gálvez interpretó de forma magnífica con una autoridad y elegancia sorprendentes el aria de I Puritani de Bellini “”Ah, per sempre io ti perdei”. Se cerró esta primera parte con el cuartetto del final de Rigoletto de VerdiBella figlia dell´amore” de Verdi. Aquí las emociones se desbocaron gracias a una interpretación de grandísima calidad y sentimiento.

La Gala lírica del CEU tuvo la segunda parte con Zarzuela que siguió al mismo nivel artístico destacando “Que te importa que no venga” de Los claveles de Serrano, “Los cantos alegres de los zagales” de La del soto del parral de Soutullo y Vert y “Torero quiero ser” de El gato montés de Penella.

El acompañamiento del magnífico pianista canario Julio Alexis Muñoz tuvo una calidad excepcional.

Ante los aplausos dieron dos bises. El dúo para barítono y mezzo de La revoltosa, y el dúo para soprano y tenor de Doña Francisquita.

Una Gala lírica del CEU que es de esperar tenga continuidad en los próximos años.

Francisco García-Rosado