Crítica del recital del bajo Roberto Scandiuzzi. Madrid

133

Scandiuzzi y Cristina26 de febrero. Roberto Scandiuzzi2El Intituto Italiano de Cultura está siendo un ejemplo de conmemoración del Año Verdi con un ciclo muy importante de grandes voces verdianas. Se inició el pasado 10 de enero con un recital del bajo Michele Pertusi con gran éxito. Esta vez ha correspondido a otro bajo extraordinario, Roberto Scandiuzzi.

Las citas con este cantante siempre suscitan gran expectación y no fue menos en esta ocasión. Un programa muy bello aunque con sólo tres piezas verdianas. Inicio su actuación con la canción de Bellini “Vaga luna che inargenti” de forma admirable, con una musicalidad extraordinaria que mostró durante todo el recital, y continuó con otras canciones de Donaudy, Flégier y Rubinstein. El resto  fuerin arias de Massenet, Tchaikosvky, Halevy y Bizet.

La parte verdina correspondió a arias de Nabucco, Vespri siciliani y Don Carlo. Todo fue interpretado de forma admirable, cantando a flor de labios con una acentuación extraordinaria y unos medios espectaculares a lo que añade una presencia imponente.

Le acompañó al piano Cristina Presmanes de forma no sólo eficaz sino inspiradísima, demostrando una sensibilidad poco común. Con una pianista sí no se echaba de menos la orquesta.

El público agradeció con grandes aplausos su actuación.

Francisco García-Rosado