Crítica: Laffont Competition. Las nuevas voces del Met

Por Carlos J. López Rayward

Gran Final del Concurso Internacional de Canto Eric and Dominique Laffont en la Metropolitan Opera

La Gran Final del Concurso Internacional de Canto Eric and Dominique Laffont siempre es un acontrecimiento en la Metropolitan Opera. No en vano la cantera del Met, con su Lindeman Program, suele fijarse en los ganadores de la Laffont para engrosar sus filas.

Destacados participantes anteriores en esta competición incluyen a Renée Fleming, Denyce Graves, Eric Owens, Stephanie Blythe, Hei-Kyung Hong, Sondra Radvanovsky, Lawrence Brownlee, Michael Fabiano, Latonia Moore, Lisette Oropesa, Jamie Barton, Anthony Roth Costanzo, Ryan Speedo Green y Nadine Sierra.

En la final de 2024, encontramos en el foso al maestro Evan Rogister, que demostró unas extraordinarias energía y verstilidad. La encantadora mezzo norteamericana Denyce Graves presentó la gala, que ofreció una experiencia única en la que las voces seleccionadas a lo largo del las distintas fases de la competición, celebraron haber llegado a su debut soñado en el mejor teatro de ópera de los Estados Unidos, la Metropolitan Opera. El público recibió con ilusión cada intervención como entreviendo entre los nervios y las ganas de los jóvenes cantantes, los mimbres de las grandes estrellas del futuro.

De Izda a Dcha: Lydia Grindatto, Meridian Prall, Eric Taylor, Emily Richter, Mo. Evan Rogister, Denyce Graves, Ryan Speedo Green, Demetrious Sampson, Ruby Dibble, Daniel Espinal, Tessa McQueen, Al frente: Navasard Hakobyan, Nathan Bowles Foto: Natalie Powers / Met Opera
De Izda a Dcha: Lydia Grindatto, Meridian Prall, Eric Taylor, Emily Richter, Mo. Evan Rogister, Denyce Graves, Ryan Speedo Green, Demetrious Sampson, Ruby Dibble, Daniel Espinal, Tessa McQueen, Al frente: Navasard Hakobyan, Nathan Bowles
Foto: Natalie Powers / Met Opera

La mezzo-soprano de Missouri Ruby Dibble abrió la noche con «Tu preparati a morire» de Handel. Aunque la voz aún debe crecer y desarrollarse, la joven artista demostró una técnica bien asentada, buen fiato, cuidadas agilidades y gran musicalidad. Dibble repitió más tarde con «Sein wir wieder gut» de Ariadne auf Naxos de Strauss, en una interpretación llena de matices que presentó con fidelizad el personaje de el Compositor.

El tenor lírico ligero Daniel Espinal continuó con «Quel trouble inconnu … Salut! demeure chaste et pure» del Fausto de Gounod, con elegancia y buen gusto, estilizado legato y precisa dicción. Pese a unos sonidos algo caprinos y cierta pérdida de color en el agudo, Espinal ofreció un canto muy atractivo. El tenor de la Florida regresó al escenario tras el descanso con una interpretación bien presentada y muy segura de «Lunge da lei … De’ miei bollenti spiriti» de La Traviata de Verdi.

La soprano de Virginia Emily Richter brilló con «Crudele? … Non mi dir» de Don Giovanni de Mozart, capturando la vulnerabilidad y el dolor del personaje de Donna Anna. La voz de Richter aun tiene que madurar y ensanchar en el centro, pero la cantante tiene grandes aptitudes. La soprano también cantó «Depuis le jour» de Louise de Charpentier, demostrando su gusto estilístico con una línea de canto muy poética.

EL joven tenor Eric Taylor se atrevió con la difícil «La fleur que tu m’avais jetée» de Carmen Bizet, mostrando una voz potente y emotiva que transmitió la angustia y la pasión características de Don José. Su interpretación fue intensa y llena de energía, dejando una impresión duradera en la audiencia. El tenor de Utah volvió al escenario del Met con «Ecco la casa Dio, che orrenda notte! … Torna ai felici dì» de Le Villi de Puccini. Taylor tiene un instrumento con buenas hechuras y mucho potencial que debe seguir cultivando.

Ganadores de la 2024 Laffont Competition Grand Final Daniel Espinal, Meridian Prall, Emily Richter, Lydia Grindatto,Navasard Hakobyan. Foto: Karen Almond / Met Opera
Ganadores de la 2024 Laffont Competition Grand Final Daniel Espinal, Meridian Prall, Emily Richter, Lydia Grindatto, Navasard Hakobyan. Foto: Karen Almond / Met Opera

La mezzo-soprano Meridian Prall cantó «O ma lyre immortelle» de Gounod, y «Parto, parto» de La Clemenza di Tito de Mozart. En ambas piezas demostró su arte, vital, musical e imperioso, sin complejos. La voz, que ya es un gran instrumento, lleno de matices y bien colocado, debe seguir creciendo en los extremos y en anchura, pero ya despierta la imaginación de los aficionados del Met.

La soprano Tessa McQueen es una soprano de bonito timbre, con sonridades mate y amaderadas. Tanto en «In quali eccessi … Mi tradì» de Mozart como en «Ain´t it pretty night» de la Susannah de Carlisle Floyd, echamos en falta mayor personalidad y mayor control en la emisión.

El joven tenor de Atlanta Demetrious Sampson, Jr., quizá una de las voces más interesantes del grupo, impresionó con «Ah, la paterna mano» del Macbethverdiano, mostrando una voz potente y bien dotada. Sampson desarrollló un canto estimulante, controlando su caudal vocal que llenó el Met sin dificultad. En su interpretación de «Kuda, kuda, kuda vy udalilis» de Eugene Onegin de Tchaikovsky, se mostró señorial y demostró la soprendente amplitud de su instrumento en todo el registro. Sin duda un cantante a seguir.

El barítono Navasard Hakobyan cautivó con «O sainte médaille … Avant de quitter ces lieux» de Faust de Gounod, mostrando una voz varonil y homogénea. El cantante armenio se lució con una espléndida media voz. Hakobyan nos convenció también con su proyección sana en el agudo y su calidez en el registro de pecho, sin duda una voz agradable y sana, manejada por un cantante con gusto e imaginación, pese a su juventud.

El tenor Nathan Bowles, de timbre metálico y línea efervescente, al estilo Richard Tucker,  nos regaló las arias «Ch’ella mi creda libero e lontano» de La fanciula del West de Puccini, y la bellísima «Morgenlichhh leuchtend im rosigen Schein» de Die Meistersinger de Wagner. Bowles supo sobreponerse a la orquesta en su página wagneriana, algo de lo que puede estar orgulloso.

La soprano Lydia Grindatto emocionó con la Carta de Tatiana de Eugene Onegin de Tchaikovsky, luciendo ya anchuras de lírica. En la segunda parte, Grindatto se atrevió con la escena de Traviata «E strano! … Sempre Libera», muy aplaudida por el emocionado público del Met. Aunque a la voz le falta algo de brillo, la emisión es sana y tiene buenos cimientos técnicos. Esperamos que este éxito en el Met sea preludio de muchos otros en el futuro.

Como cierre al interesante programa, el bajo-barítono Ryan Speedo Green, ganador del concurso en 2011, cantó la difícil aria de Del Fliegende Holländer de Wagner «Die Frist ist um», en una intervención incontestable, todo un alarde de generosidad y control vocales.

Le emoción de escuchar la voz de Speedo Green, ya consolidada en el estrellato de la lírica internacional, junto a la de los jóvenes finalistas, está más que jsutificada. En primer lugar, porque el Met no sólo sigue siendo el punto de llegada de la carrera de grandes cantantes, sino también el de partida de estos nuevos artistas, que pisan su escenario por primera vez. Y también, porque la vitalidad de estas nuevas voces lo es también del futuro del género, que con su ímpetu juvenil y con el apoyo de mecenas como los Laffont, augura glorias venideras.

Los ganadores de 2024 del Concurso Eric y Dominique Laffont 2024 fueron:

Daniel Espinal: Tenor de Sarasota, Florida, quien ganó el Distrito de Connecticut y la Región de Nueva Inglaterra

Lydia Grindatto: Soprano de Tijeras, Nuevo México, quien ganó el Premio Fernand Lamesch

Navasard Hakobyan: Barítono de Ereván, Armenia, quien ganó el Premio Dominique Laffont

Meridian Prall: Mezzo-soprano de Fort Wayne, Indiana, quien ganó el Premio Patricia Misslin

Emily Richter: Soprano de Arlington, Virginia, quien ganó el Premio Birgit Nilsson de la Fundación Americano-Escandinava

OW


Metropolitan Opera de Nueva York, a 17 de marzo de 2024. Eric and Dominique Laffont Competition, Gand Finals Concert.

Dirección Musical: Evan Rogister. Presentadora: Denyce Graves, Artista Invitado: Ryan Speedo Green.

Finalistas: Nathan Bowles, tenor (Minot, North Dakota); Ruby Dibble, mezzo-soprano (Kansas City, Missouri); Daniel Espinal, tenor (Sarasota, Florida); Lydia Grindatto, soprano ( Tijeras, New Mexico); Navasard Hakobyan, baritone (Yerevan, Armenia); Tessa McQueen, soprano (Loveland, Colorado); Meridian Prall, mezzo-soprano (Fort Wayne, Indiana); Emily Richter, soprano (Arlington, Virginia); and Demetrious Sampson, Jr., tenor (Atlanta, Georgia); Eric Taylor, tenor (St. George, Utah).