De lo humano y divino. Espectáculo. Madrid

113

humanodivino1

De lo humano … y divino.

Madrid. Teatro de la Zarzuela. 16 de mayo de 2014. 

Con este espectáculo el Teatro de la Zarzuela rinde homenaje al compositor Juan Hidalgo (1614-1685), nacido en Madrid hace 400 años, uno de los más destacados del período Barroco en la península Ibérica. El contratenor Carlos Mena, de quien partió la idea original del espectáculo y se encargó de la dirección musical del mismo, hiló fino en la selección de la música (piezas del homenajeado, Gaspar Sanz, Francisco Guerau, Domenico Mazzocchi, Santiago de Murcia y otros) y Joan Antón Rechi creó el discurso teatral con una propuesta escénica inteligente, visualmente bella y fluida.

humanodivino3

Un gran retablo ‘vivo’ en el que el amor en sus facetas sacra y profana se manifestaron con autoridad, sin esquivar alusiones a ciertas concomitancias entre lo pío y lo sensual. La preciosa escenografía (Alfons Flores), como ya he mencionado a manera de retablo, y el vistoso vestuario (Mercè Paloma) inspirado en pinturas de Zurbarán se potenciaron por un magnífico diseño de iluminación (Santiago Mañasco). Los voces solistas se hicieron oír y entender, cuestión muy importante en este espectáculo, con claridad. La soprano Alicia Amo es una lírica-ligera de timbre agradable y Mena exhibió el volumen generoso que siempre a tenido, aunque el bello esmalte de antaño se haya ido perdiendo con el paso del tiempo. El barítono José Antonio López, se adaptó con astucia a un repertorio al que es poco asiduo modulando su potente voz con la de sus colegas y a los modos de la Capilla Santa María, estupendo conjunto especializado en la llamada “música “histórica”. Parte del público asistente, patio de butacas medio vacío, rechazó la propuesta escénica, abandonando la sala en medio del espectáculo o vociferando al final de la representación. 

*Federico Figueroa.