DVD. Matilde di Shabran. Rossini.

55

DVD.-Rossini.-Matlde

. Olga Peretyatko, Juan  Diego Flórez, Anna Goryachkova, Simón Orfila, Nicola Alaimo, Paolo Bordogna, Chiara Chialli. Coro y Orquesta del Teatro Comunale de Bolonia. Dirección musical: Michele Mariotti. Dirección escénica: Mario Martone. Decorados: Sergio Tramonti. Vestuario: Ursula Patzak. Grabación en vivo: Pésaro, Adriatic Arena, VIII-2012. Decca 074 3813 (2 DVDs).

Presenta este doble DVD la grabación en vídeo -puesto que la edición en audio ya había sido efectuada en 2004, con la soprano francesa Annick Massis en el papel titular y la Orquesta Sinfónica de Galicia al mando de Riccardo Frizza- de la aclamada producción de Mario Martone de “Matilde di Shabran” de Gioachino Rossini. Con esta curiosa ópera semi-seria, y en ocasión también del 220 cumpleaños del compositor, volvía Juan Diego Flórez al Festival Rossini de Pésaro. Y lo hacía con el mismo título que había supuesto su consagración, en 1996, cuando tuvo que sustituir “in extremis” a un colega indispuesto. Para el gran tenor peruano, el personaje de Corradino Cuor di Ferro es un auténtico “bombón”. Muy exigente vocalmente en dúos, concertantes y finales, curiosamente no tiene un aria para el lucimiento personal, aunque ofrece múltiples ocasiones de brillar escénicamente y demostrar, como en “Le Comte Ory” o el Almaviva de “Il Barbiere di Siviglia”, su marcada “vis” cómica en la transformación del caballero español, misógino y fanfarrón, que, al final, es inevitablemente vencido por los encantos femeninos y la fuerza del amor.

 

La obra, estrenada en el Teatro del Fondo de Nápoles el 11 de noviembre de 1821, entre dos títulos de tanta experimentación como “Maometto II” y “Zelmira”, no se encuentra entre las más populares de su autor, y presenta evidentes desigualdades, sobre todo de estructura (sólo el primer acto dura más de dos horas y media); aunque contiene números tan sublimes que habrían de ser retomados en óperas posteriores, y, sobre todo, es un excelente ejemplo del camino hacia la madurez en la consolidación de la escritura rossiniana.

 

El resto del elenco es asimismo magnífico, empezando por la soprano rusa Olga Peretyatko (bellísima en el traje rojo diseñado por Ursula Patzak y cada vez más segura en este alambicado estilo) en el papel titular. Su compatriota, la mezzo Anna Goryachkova, destaca como el travestido Edoardo, hijo del enemigo del protagonista -quien provoca la tragedia, pero finalmente es quien resuelve felizmente la historia-. Como el español Simón Orfila (en su afortunado debut en el certamen adriático) en el guardián Ginardo, junto a los siempre impecables y aplaudidísimos bajos italianos Paolo Bordogna en el poeta Isidoro (que provoca un distanciamiento ‘pìrandelliano’, a la manera del Prosdocimo de “Il Turco in Italia”) o Nicola Alaimo en el médico Aliprando, así como Chiara Chialli en una jugosa Condesa d’Arco, quien aspira a la destrucción de su rival para casarse con el protagonista. Michele Mariotti conoce la música de Rossini desde la cuna, y esto se percibe en su capacidad para construir los “crescendi” y mantener vivo el trepidante ritmo de la música, que hace girar continuamente a las dos enormes escaleras en que se basa la inteligente producción, reforzando así visualmente el agitado pulso de la trama, aderezada por una muy convincente y teatral caracterización de los actores.

 

Rafael Banús Irusta