El ministro de Cultura acude a los ensayos de Giselle, Capricho español y Zapateado de Sarasate de la Compañía Nacional de Danza y el Ballet Nacional de España

340
Joaquín de Luz, el ministro de Cultura y su equipo, en el ensayo de Giselle
Joaquín de Luz, el ministro de Cultura y su equipo, en el ensayo de Giselle

Después de acompañar a los Reyes en el encuentro que han protagonizado en Matadero con representantes de las artes, el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, ha visitado los ensayos de las compañías nacionales. Sus directores, Rubén Olmo y Joaquín de Luz, también habían asistido a la cita previa con los monarcas, donde han podido departir con la reina Letizia, gran entusiasta de nuestro arte.  

José Manuel Rodríguez Uribes ha podido ver en las salas de la Compañía Nacional de Danza (CND) y del Ballet Nacional de España (BNE) los avances de las puestas en escena de Giselle, y de Capricho español y Zapateado de Sarasate, respectivamente.

El director de la CND, Joaquín de Luz, ha acompañado al ministro en su sede durante el ensayo del segundo acto de Giselle, conocido como El reino de las willis y emblema del ballet romántico desde que se estrenara en la Opera de París, en 1841, y se recuperara en San Petersburgo, donde fueron maestros coreógrafos los franceses Jules Perrot, Arthur Saint-Léon y Marius Petipa.

De Luz firma esta versión coreográfica sobre la original de Jean Coralli y Perrot, inspirándose en el mundo romántico español. Su base, los poemas de Gustavo Adolfo Bécquer, con dramaturgia de Borja Ortiz de Gondra; tendrá dirección musical de Oliver Díaz, vestuario de Rosa García Andújar, escenografía de Ana Garay e iluminación de Pedro Chamizo. El esperado estreno será el 9 de diciembre durante su temporada en el Teatro de La Zarzuela.

Rubén Olmo, junto a Rodríguez Uribes, en el ensayo de Capricho Español, de Miguel A. Corbacho
Rubén Olmo, junto a Rodríguez Uribes, en el ensayo de Capricho Español, de Miguel A. Corbacho

Acompañado en toda esta visita por la subsecretaria de Cultura, Andrea Gavela, y por la directora del INAEM, Amaya de Miguel,  Rodríguez Uribes ha presenciado después la labor del Ballet Nacional de España. Junto a su director, Rubén Olmo, el ministro ha sido testigo del avance de la creación de Capricho español, la famosa obra rusa sobre tema español de Rimski-Kórsakov. Esta coreografía de Miguel Angel Corbacho (Olmo nos confirma él es el coreógrafo) será parte de la Gala de Estrellas que precede al programa del Open Dance Festival de San Petersburgo, previsto para el pasado abril y retrasado por la pandemia a diciembre. Allí, el BNE ofrecerá una representación de Invocación, estrenado en el Festival de Jerez, el 7 de marzo, compuesto por las coreografías Invocación bolera y Jauleña, de Olmo, Eterna Iberia, de Antonio Najarro, y De lo flamenco. Homenaje a Mario Maya.

El primer bailarín Francisco Velasco, además, ha interpretado en esta especial ocasión Zapateado de Sarasate, la famosa coreografía de Antonio Ruiz Soler “Antonio” convertida en solo emblemático para bailarín desde que el genial artista lo estrenara. Velasco lo ofrecerá el próximo 20 de junio en el Teatro de la Zarzuela con motivo de la celebración del Día Europeo de la Música, como informa el ministerio.

 Cristina Marinero