Entrevista a Mar Morán: “La adrenalina del directo no existe en un estudio de grabación”

Carla Sampedro entrevista a la soprano Mar Morán (Badajoz, 1992) Entrevista a Mar Morán: “La adrenalina del directo

Mar Morán, soprano
Mar Morán presentó recientemente su material discográfico titulado «Luna Clara»  Entrevista a Mar Morán: “La adrenalina del directo

¿Cómo conociste el mundo de la ópera?

Comencé en la música siendo flautista y llegué al superior de flauta compaginado mis estudios con un coro de escolanía en el conservatorio de Badajoz. Después de ahí me fui metiendo en el coro “amateur” de voces mixtas. Tengo un repertorio de corista enorme sobre todo de música antigua. ¡Me gustaba muchísimo cantar!

Mi primer solo lo hice en la escolanía. El director del coro me animó a que estudiara canto y empecé a recibir clases particulares dos veces al mes. En 2011 hice la prueba al grado profesional del Conservatorio Victoria de los Ángeles. Descubrí la ópera cuando entré allí con Elena Valdelomar, la que sigue siendo mi profesora de canto. Me enganché a la ópera escuchando las obras a las que pertenecían las arias de las óperas que me mandaba mi profesora. ¡Así conocí la ópera!

¿Cómo fue tu paso por la Escuela Superior de Canto de Madrid? 

¡Ha sido toda una experiencia! (risas). Una vez fuera valoras mucho lo que hay en la Escuela de Canto. El hecho de tener tantos idiomas y tantas horas destinadas a los idiomas te prepara muchísimo para la vida profesional. Allí también conocí a uno de los mejores repertoristas, Aurelio Viribay, con el que he hecho bastantes conciertos y he grabado mi primer disco. Él ha sido una persona superimportante en mi carrera porque siempre me ha ayudado mucho.

En la Escuela también he conocido a profesionales del mundo del canto que me han aportado muchas cosas en la parte escénica, quizás no tanto en la vocal. Recuerdo con cariño las clases de concertación, las clases con los compañeros y los conciertos que hacíamos juntos.

A lo largo de tu carrera has cantado en la Escolanía del Conservatorio de Badajoz y en el Coro Intermezzo Titular del Teatro Real, ¿qué tiene de especial cantar en un coro?  

¡Tiene muchas cosas! Creo que es vital para un cantante pasar primero por un coro antes de hacer carrera como solista. En el coro conoces tu voz a la hora de empastar con los demás, conoces el mundo de la ópera desde dentro y ganas también seguridad a la hora de cantar en público, tanto musical como actoralmente. Cuando cantas de solista estás tú solo ante el peligro, sin embargo, cuando estás en un coro tienes a tus compañeros y vas poco a poco soltando el miedo. Si en una línea, por lo que sea, dudas en una nota, sabes que tu compañera está cantando contigo. Además, estar en un coro te obliga a escuchar más y estar más receptivo que cuando cantas tú solo.

Recientemente has concluido tu etapa de formación internacional en el Opera Studio de Gante (Bélgica). ¿Recomendarías a los jóvenes cantantes tener una experiencia en el extranjero?  

Sí, totalmente. Lo recomiendo porque en España si no te vas fuera a estudiar unos años, no te valoran dentro. Para mí es algo que todo cantante joven tiene que hacer. Escuchar otro tipo de “feedback”, abrir su mente a otra cultura, a otra manera de emitir el sonido… Es una experiencia que hay que tener para crecer en la parte musical y personal. Necesitas estar solo con tu instrumento en un entorno en el que no te es favorable y no te conoce nadie para madurar.

La soprano Mar Morán

¿Cómo enfrentas la preparación de un rol? Por ejemplo, el de la Reina de la Noche que debutarás próximamente en la ópera de Oviedo.

Cuando estaba en sexto de profesional debuté el rol de la Reina de la Noche en el Auditorio de Moncloa, justo cuando iba a hacer las pruebas de acceso a la Escuela Superior de Canto. Fue mi primer rol escenificado de ópera. Ahora lo redebuto en un teatro importante y enfoco su preparación con una seguridad, una técnica y una experiencia muy diferentes.

Lo primero que hago siempre es estudiar el texto, ver de qué ópera viene, de qué compositor, quién soy, en qué momento histórico… ¡Esto lo miro siempre! Para preparar un rol me baso es en la historia y en el texto. Antes de aprenderme la música escribo el texto. Me gusta que todas y cada una de las palabras que diga no sean solo cantadas, sino que tengan una razón y un fin.

En la Reina de la Noche me enfoco principalmente en las dos arias. Cuando la canté en Madrid el aria que me parecía más difícil era la segunda, porque era la que más fas sobreagudos tenía. Ahora me doy cuenta de que técnicamente la más difícil es la primera. Aunque tiene solo un fa, tiene mucha más carga dramática, cambios de carácter y de tempo.

Otra cosa que hago muchísimo es escuchar diferentes versiones de los papeles que interpreto. Investigo quién ha cantado ese rol, cuándo, por qué y donde. Me gusta leer y conocer toda la historia que envuelve al rol. Analizo mucho las interpretaciones buscando ser diferente y no copiar a nadie.

Ganadora del Premio Fin de Carrera Lola Rodríguez de Aragón 2020, concedido por la Escuela Superior de Canto de Madrid, y el Primer Premio Absoluto del IV Concurs Internacional de Cant “Martín y Soler” 2021, ¿cuál es tu opinión sobre los concursos de canto?

Me parecen una manera muy buena de hacer un entrenamiento personal y vocal, ¡así me lo tomo yo! En el momento en el que estamos viviendo ahora necesitamos que nos escuchen, y en los concursos de canto la gran mayoría de los tribunales están compuestos por directores artísticos de teatros y cantantes de gran prestigio y renombre. El hecho de que te presentes a este tipo de concursos te hace más visible ante este tipo de personalidades.

No es necesario hacer todos los concursos del mundo, pero, aunque no ganes nada, te sirven de entrenamiento. Además, nunca se gana o se pierde algo monetario, ¡siempre se va a ganar, ya sea un premio o no! En mi caso, por ejemplo, en el Concurso de Valencia, aunque no me hubiesen dado el primer premio, yo ya había ganado, porque la parte que yo había ido a entrenar allí me había salido bien. Este era un entrenamiento para ver si ya tenía dominado el repertorio. Incluso cuando te eliminan en cualquier fase tienes que analizar por qué y coger esa información que se te ha dado para mejorar tu camino y continuar formándote.

Ahora que empiezas a afrontar roles en algunos teatros, ¿continuarás presentándote a concursos o das ya por concluida esta etapa?

El de Valencia fue un entrenamiento para concursos más importantes internacionalmente. Hasta que no me pueda presentar voy a intentar agotar esta vía.

Recientemente has grabado tu primer disco “Luna Clara” con el pianista Aurelio Viribay, ¿cómo fue la experiencia?

¡Superbonita! Ha sido una de las cosas que más me ha enriquecido musicalmente. La canción española me encanta y las canciones de García Leoz son todas una maravilla. Los españoles deberíamos cuidar, cantar y exportar más nuestro género, porque si no lo hacemos nosotros, ¡no lo hace nadie! Es más, fuera de España les encanta la música española y la zarzuela, y te la piden en cuanto ven que eres española. Creo sinceramente que es algo que tenemos que potenciar más.

Fíjate que pensamos que no íbamos a poder grabar el disco, ya que nos pilló todo en época de confinamiento y teníamos que viajar a Italia para grabarlo en el verano. Aurelio y yo nos entendemos musical y personalmente muy bien. Él me deja ser muy libre, a pesar de ser un erudito que entiende mucho y conoce muchísimo repertorio. Creo que ambos tenemos una conexión muy especial, ¡y lo mejor es que este disco lo ha captado! “Luna Clara” ha ganado el premio Melómano de Oro y las críticas que está teniendo son muchísimas muy buenas. ¡Repetiría la experiencia con Aurelio y con esta discográfica una y mil veces!

¿Y para cuándo el próximo CD?                                                                                     ¡Yo espero que sea pronto! (risas). Me encantaría que saliera cuanto antes la oportunidad de grabar otro disco, porque la experiencia de “Luna Clara” ha sido inolvidable.

Con qué te quedas, ¿música en directo o una grabación?                                        La adrenalina del directo no existe en un estudio de grabación. La música en directo con sus cosas buenas y malas es la que llega al corazón. Para mí una de las cosas más importantes como soprano es conectar con el público y llegar a emocionarle, y eso no es posible cuando grabas un disco.

¿Cómo describirías actualmente tu voz?                                                                     Soy una lírico-ligera por tesitura con mucha coloratura. Tengo color de soprano lírica, pero actualmente canto roles de lírico-ligera con un color más de lírica que de ligera, por mi facilidad en el agudo. En un futuro creo que mi voz derivará a una soprano lírica.

¿Con quién te gustaría cantar?

De chicas me gustaría cantar con Diana Damrau y Lisette Oropesa, porque son dos referentes para mí muy importantes. De chicos me gustaría cantar con Celso Albelo, porque me llevo muy bien con él, y Javier Camarena, que es el tenor del momento.

Un rol que sueñes con abordar.
Tengo dos en mi cabeza: uno es Traviata, que sí o sí me encantaría hacerlo; y el otro es Turandot. Si en algún momento en mi vida llegar a cantar Turandot, ¡disfrutaría como una enana! (risas).

Para mí existen dos reinas en la ópera: la Reina de la Noche y Turandot. Turandot es la reina de hielo, un poco como Frozen pero quitándole la parte Disney. Es un rol con muchas aristas; una princesa mala.

¿Cuál es tu aria?                                                                                                             En este momento el aria con la que voy a todos los sitios es “Regnava nel silenzio”, porque me encuentro muy cómoda cantándola y refleja muy bien lo que es mi voz.

¿Tu cantante favorita?                                                                                              Ahora mismo me gusta muchísimo Lisette Oropesa.

¿Ópera o canción?                                                                                                        Yo pienso que según para qué, pero me quedo con la ópera.

Además de la reina de la noche en Oviedo, ¿cuáles son tus próximos proyectos?
Estoy preparando mucho repertorio: Gilda, Juliette, Lucia… Muchos de mis próximos compromisos no están aún cerrados y por ello no puedo decir todavía mucho. Tengo varios conciertos del disco “Luna Clara” programados, en mi tierra tengo un estreno de canción española que espero que salga adelante y que pronto anunciaré. ¡No me puedo quejar! Mi agenda poco a poco se va llenando con conciertos y audiciones en teatros, que espero que me puedan abrir puertas a futuras producciones.