Entrevista con Lola Casariego. Soprano

312

Lola-Casriego
Nos alegra compartir con nuestros seguidores esta entrevista concedida por la soprano Lola Casariego a Summa Artists.

En la celebración del bicentenario del nacimiento de Verdi, el Gran Teatro del Liceu ha organizado, para la temporada 2013-2014, una gran fiesta verdiana que realizará un amplio recorrido por la prolífica obra del compositor italiano y en esa fiesta, la soprano española Lola Casariego ocupa un lugar de privilegio en dos de los cuatro conciertos.

Summa Artists: Durante su carrera, Ud. ha desarrollado una gran versatilidad tanto en repertorio como en manifestaciones líricas. ¿en qué escenario se encuentra más cómoda; ópera, zarzuela, recitales, etc.? ¿Y con qué compositor?.

Lola Casariego: Disfruto con el gran desafío que significa comunicar a través del canto, sin preferencias de ámbito o repertorio. La música y el público son el mayor aliciente. Después, la propia vocalidad y el desarrollo del trabajo técnico son los que determinan los distintos repertorios y tesituras. Si he de elegir un repertorio en particular me quedo con la ópera porque combina dos Artes: el teatro y el canto, y los dos juntos me parecen fascinantes.

S.A.: Habitualmente con el paso de los años y la madurez vocal se evidencia un oscurecimiento de la voz, pero en su caso la evolución ha sido sorprendente y de ejecutar casi exclusivamente un repertorio de mezzo, ahora su carrera como soprano parece imparable. ¿Este proceso tiene que ver con cambio en la técnica vocal, con una evolución natural en su tesitura o con que siempre fue soprano y la extensión de su voz le permitía acometer otros roles?.

L.C.:.Es un conjunto de factores los que han intervenido en esta evolución: mis primeros maestros, dejándose llevar por la cualidad un tanto oscura en el registro central de mi voz, me guiaron hacia el registro de mezzo aguda y pronto comencé a tener bastante trabajo en esta cuerda. Como además esta tesitura me resultaba cómoda y no dañaba mi vocalidad, durante los primeros años de mi carrera no me planteé otras opciones. A medida que se desarrollaba mi voz e iba abordando papeles de ópera más exigentes (Charlotte, Salud…) me daba cuenta de que mi voz tenía más recorrido y se liberaba en la zona aguda. Finalmente, hace seis años, conocí a mi actual maestro Daniel Muñoz, que me descubrió mis facultades para asumir el registro de soprano y con él he trabajado desde entonces intensamente en este proceso de ampliación de la tesitura que, además, ha implicado también un cambio de técnica vocal.

Existe un tipo de voces que por su particular extensión y su timbre oscuro, hoy en día se han dejado de clasificar, aceptar o identificar. No sé si por falta de recursos técnicos o por desconocimiento, pero el caso es que han existido siempre.

En realidad son voces que pueden abarcar un amplio repertorio que incluyen ciertos roles de mezzo así como de soprano (Dimitrova, Norman, Bumbry o Verret son algunos ejemplos famosos). Quizás yo me encuentre entre ellas…

S.A.: Parece que en el mundo de la lírica le hubiese sido más fácil continuar como mezzo, dada la dificultad de encontrar este tipo de voces. ¿No le preocupa la competencia o cree que su experiencia como mezzo puede ser considerada como una ventaja?.

L.C.:.Siguiendo la línea de la pregunta anterior, diría que lo que estoy haciendo es ampliar el espectro de los roles que puedo representar. Además hay ciertos roles de soprano lírica o lirico spinto para los que no hay tantas cantantes que los puedan abarcar porque para ello se necesita una voz extensa, una madurez técnica y una experiencia y, en este sentido, mi bagaje como mezzosoprano es de gran utilidad.

S.A.: ¿Qué supone para ud. participar en estos conciertos organizados por el Gran Teatro del Liceu?.

L.C.:. Estoy muy ilusionada pues para mi será mi debut en el Gran Teatro del Liceo, Teatro al que considero uno de los históricos del mundo de la lírica por donde han pasado las más grandes figuras del canto. ¿Qué no habrán visto y oído esos muros?. Y además, curiosamente, me estreno como soprano rodeada de un importante plantel de artistas y junto a uno de los más grandes barítonos; Leo Nucci. Será todo un honor cantar con él la escena final de “I due Foscari”.

S.A.: Este formato de conciertos del Gran Teatro del Liceu resulta novedoso. ¿Cree Ud. que los productores deben reinventar el espectáculo lírico para sobrellevar estos malos tiempos para la cultura? ¿Hay que experimentar?.

L.C.:. Me parece una gran idea por parte del Liceu que, para sobrellevar estos tiempos de enorme crisis, ofrezcan este tipo de conciertos que permitirán al público gozar de una visión de conjunto de muchos de los mejores fragmentos de las operas de Verdi. Unas más conocidas y otras menos frecuentadas como I due foscari, Stiffelio, I Vespri Siciliani, etc. Desde luego que es tiempo de echar imaginación y creatividad para poder seguir disfrutando de este arte y capear la escasez de medios y la falta de aportaciones a la cultura. Experimentar sí, pero con cuidado, para que no se desvirtúe el sentido de la ópera. Hay que tener en cuenta que sin buenos cantantes no hay ópera.

S.A.: El repertorio verdiano es muy exigente para los cantantes y comporta potentes orquestaciones. Si tuviera que destacar alguno de los fragmentos que va a interpretar en El Liceu ¿con cuál se quedaría?.

L.C.:. Una de las obras que interpretaré será el aria de Fenena de Nabucco: “Oh dischiusso ‘e il firmamento”, pero en este caso es la versión para soprano que escribió el propio Verdi para las representaciones de La Fenice, en ocasión de los carnavales de 1842-43. Esta versión nunca se representa y no me extraña; es terriblemente difícil pero está visto que a mí me gustan los retos, así que este lo afrontaré con alegría.

S.A.: Después de sus conciertos en El Liceu, ¿cuáles son sus próximos compromisos profesionales?.

L.C.: Seguiré interpretando a Leonora de “Il Trovatore” en gira por varias ciudades españolas. En febrero presentaré en el Teatro Romea de Murcia un concierto de arias de ópera del bel canto (Bellini, Donizetti y Verdi) con coro y orquesta. Y para la primavera mi debut de Tosca.

S.A.: Las actrices y actores siempre tienen un papel soñado. ¿Cuál sería el personaje que le gustaría interpretar y en qué escenario?

L.C.: Hay varios papeles que me atraen pero en concreto Aída es el que me llama con más intensidad. Representarlo en la Arena de Verona sería para mí un sueño.

S.A.: Para finalizar le pedimos una recomendación musical que podamos compartir con nuestros seguidores. ¿Qué fragmento de qué obra escucharía en este momento?.

L.C.:. Para ralentizar un poco la aceleración y el estrés que soportamos diariamente, para mí nada mejor que J. S. Bach, y en concreto recomiendo el movimiento Adagio del Concierto en Re menor, BWV 1060.

@ Summa Artists