Estreno de La conquista di Granata. Arrieta. Giessen

73

La-conquista-di-granata
Ópera de Emilio Arrieta en el Stadttheater Gießen, Alemania, del 24 de mayo al 7 de julio
Hasta el 11 de julio, con siete representaciones, estará dirigida musicalmente por Jan Hoffmann y por Cathérine Miville en la dirección escénica. El reparto internacional, cuenta con la participación de Naroa Intxausti en el papel de Zulema. Más información en Stadttheater Gießen.
La edición crítica ha sido realizada por los musicólogos María Encina Cortizo y Ramón Sobrino. 
La conquista di Granata (1850) es la segunda ópera que Emilio Arrieta (1821-1894) escribió para el Teatro del Real Palacio. De factura italiana, revela la madurez alcanzada por el compositor y la maestría en el dominio del canon operístico internacional, esta vez sobre un tema de hondo calado en la historia de España, el triunfo de los Reyes Católicos sobre Boabdil en 1492, hazaña con la que concluye la Reconquista, lo que la sitúa dentro del género de obras de temática “orientalizante”, ubicadas en el recinto de los palacios nazaríes de la Alhambra, definidas como “alhambristas”, convirtiéndose así en una de las primeras óperas españolas que recrea en un contexto estilístico europeo una sonoridad hispánica de carácter arabizante.
El libreto, elaborado nuevamente por Temistocle Solera (1815-1878), parece haber nacido de una sugerencia de la propia soberana, que sintiéndose identificada con su predecesora Isabel I de Castilla, solicita a su poeta de cámara un poema lírico sobre la conclusión de la Reconquista a través de la toma de Granada. El escritor, según revela en la edición del libreto, se basa en la novela de Jean-Pierre Claris de Florian (1755-1794), Gonzalve de Cordoue ou Grenade reconquise, publicada en París en 1791, cuya traducción castellana fue publicada en Barcelona en 1827.
La ópera se estrenó el 10 de octubre de 1850 en el Teatro del Real Palacio, para celebrar el cumpleaños de la Reina, con escenografías de Philastre y vestuario de Mr. Nonnon, sastre de la Ópera de París. A la riqueza de la representación se unió un excelente reparto, encabezado por la contralto Sofía Vela de Aguirre en el papel de Isabel la Católica; Lázaro Puig, Marqués de Gauna, tenor de cámara de la reina, como Gonzalo de Córdoba; la tiple Manuela Oreiro de Vega como Zulema; Antonio Guallart, primer bajo de la Capilla Real, como Lara; Joaquín Reguer, bajo de cámara de la reina, en el papel de Muley-Hassem; Cosme Algarra en el de Boabdil; Francisco Calvet como Alamar; y Rafael Ramírez como Almeraya.
El éxito conseguido decidió que el 2 de enero de 1851 se programara dicha ópera en el recién inaugurado Teatro Real para el público de abono y taquilla; incluso se llegó a publicar la noticia del estreno. Sin embargo, ciertos problemas presupuestarios, a los que se unió la negativa de Marietta Alboni a interpretar la obra, obligaron a posponer el estreno, por lo que la ópera tuvo que esperar hasta el 18 de diciembre de 1855 para subir al escenario del Teatro Real, bajo el título de Isabel la Católica. Entonces, la obra contó con el siguiente reparto: Isabel la Católica: la Borghi-Vietti; Gonzalo de Córdoba: Malvezzi; Lara: Mattioli; Boabdil, rey de Granada: Areces; Muley-Hazem: Vialetty; Zulema, su hija: Tilly; Alamar: Calonge; y Almeraya: Renz.
Para su puesta en escena se estrenaron ocho decoraciones nuevas pintadas por Philastre y Lucini. En cuanto al costoso vestuario que exigía la producción, se reaprovecharon los trajes que había sido confeccionados para su estreno en el Teatro del Real Palacio.
Tanto la partitura de orquesta con sus correspondientes materiales, como la reducción para canto y piano, han sido empleadas en la interpretación de la obra en versión de concierto en el Teatro Real de Madrid, bajo la dirección de Jesús López Cobos, que tuvo lugar los días 7 y 9 de julio de 2006, y de la que se hizo una grabación en directo en CD con el Sello Dynamic en colaboración con dicho teatro.