Éxito de Juventudes Musicales de Granada con Cavalleria Rusticana

62

Éxito de Juventudes Musicales de Granada con Cavalleria Rusticana

Un éxito sin precedentes el de Juventudes Musicales de Granada con Cavalleria Rusticana de Mascagni. Una Ciudad que no dispone de un teatro adecuado para ópera y que por lo mismo carece de acontecimientos de este género.

Juventudes Musicales de Granada lleva un tiempo muy corto de vida en esta su segunda etapa; apenas dos años, y en ese tiempo ha sido capaz de crear un extraordinario Coro, una orquesta propia y cantidad de eventos musicales del que este que reseñamos viene a ser una culminación (de momento).

Con un Auditorio Manuel de Falla prácticamente lleno en la sala A, Juventudes Musicales de Granada presentó en versión de concierto esta maravillosa ópera verista.

El éxito puede calificarse de apoteósico. Además de aplaudir los números cerrados, el público, al finalizar y puesto en pie, aplaudió y ovacionó a todos los interpretes de forma entusiasta durante un larguísimo tiempo que llevó, muy acertadamente, al magnífico director Andrés Juncos a repetir la “Preghiera”. Terminada la cual el público se desbordó.

Los cantantes elegidos para esta ocasión, jóvenes, son de la nueva generación que ya están teniendo grandes éxitos por España y Europa.

Hay que destacar a la protagonista María Ruíz como Santuzza.

Estamos ante una grandísima soprano lírico dramática que posee un caudal de voz asombroso y una proyección espectacular. Si del centro hacia abajo el color es de mezzo, apoyando las notas graves con una extraordinaria técnica, del centro hacia arriba resulta espectacular. Todo está en su sitio con unos agudos –nunca gritados, siempre cantados- escalofriantes mantenidos milagrosamente; a eso hay que añadir el inteligente uso de reguladores, la capacidad de apianar, la acentuación, fraseo, expresividad y una capacidad de combinación y transmisión de emociones increíble. A esto hay que añadir sus dotes actorales, pues a pesar de ser en versión de concierto, ella y los demás cantantes supieron dar con el punto exacto de la interrelación de los roles. Estamos ante una gran diva que viene de triunfar en una Butterfly en Bilbao con ABAO, y se prepara para una gira por EEUU. Ha audicionado para varios teatros que no han entendido su voz y cualidades, en una época que sólo se buscan sopranos ligeras para todo. Un Gran error. Ha llegado su momento y la veremos triunfar en los grandes teatros.

Junto a ella el tenor murciano Carlos Moreno, como Turiddu, otro grandísimo tenor que se le escucha poco lamentablemente en España. En Alemania está haciendo una gran carrera. Volumen, fraseo expresividad, proyección y un sentido dramático excepcional hacen de él un valor muy seguro. Sus Otellos son espectaculares así como su Radamés. Esperamos volver a tenerlo con Juventudes Musicales de Granada. El dúo con María Ruiz no sólo provocó el entusiasmo sino también la emoción que se hacía visible en los ojos y gestos de una buena parten del público. Memorable.

El barítono argentino Fernando Alvarez, Alfio, posee una gran voz de la que no saca todo el partido que podría. Magnífico interprete que tiene que cuidar más la emisión que resulta un tanto borrosa.

El personaje de Mannma Lucia correspondió a ala mezzo bilbaína Inés Olabarría. De voz dramática y que tiene la virtud de trasmitir sentimientos y con unos medios vocales espléndidos.

Debutaba la joven soprano lírica Carolina Gilabert como Lola. Un rol corto pero importante. Demostró que es una artista en ciernes. Su voz es deliciosa, dulce, ajustada y muy bien timbrada y posee dotes actorales innegables.

Lo que ha conseguido el coro de Juventudes Musicales de Granada con Cavalleria Rusticana es un milagro. Se formó el septiembre pasado y en esta su segunda intervención en el Falla ha sido brillante, espectacular. Empastado, afinado, equilibrado, capaz de pianísimos y fortes de gran calidad. Carmen Checa y Coral Morales junto con Nieves Zurita su directora han realizado un trabajo excelente. Pocas veces se puede escuchar un coro tan nuevo cantando de esta forma magnífica. La Orquesta de Juventudes Musicales de Granada con Cavallería Rusticana se pudo lucir en todas sus secciones si exceptuamos las violas que no tuvieron su mejor día. Estupenda intervención del organista Miguel Ángel López

Magnífica la dirección del maestro titular Andrés Juncos que supo dar con el punto justo de dramatismo y lirismo de una ópera muy compleja.

Enhorabuena.

José Barroso