Exquisita delicadeza musical de Vox Luminis en Estella

5
Exquisita delicadeza musical de Vox Luminis en Estella
Exquisita delicadeza musical de Vox Luminis en Estella

La Semana de Música Antigua de Estella es uno de los más antiguos festivales de España (hay quien dice que el más antiguo de todos ellos) y, como su propio nombre indica, está dedicado a la música antigua, entendiendo por tal la anterior al siglo XIX. Ha llegado este año a su edición número 48 y se desarrolla precisamente en Estella, si bien este año ha ampliado su espacio geográfico, ya que uno de sus conciertos tendrá lugar en Roncesvalles. Desde este año cuenta con Iñigo Alberdi como Director Artístico, a quien le deseo los mayores éxitos, lo que sin duda conseguirá a juzgar por el obtenido en el concierto que ahora nos ocupa.

El festival se desarrolla en la primera decena de Septiembre, habiéndose inaugurado el pasado día 1 con un concierto de la Orquesta Sinfónica de Navarra. Uno de los conciertos más atractivos del festival era precisamente el que ofrecía el grupo belga Vox Luminis en la Iglesia de San Miguel de Estella, precioso templo gótico, únicamente afeado por su retablo barroco.

El grupo Vox Luminis se fundó en la ciudad belga de Namur en el año 2004 y está especializado en música de los siglos 16 al 18, contando con un gran prestigio como lo demuestra su apretada agenda. Si no me equivoco, es la segunda vez que actúa en España, habiendo sido la primera hace 3 años en el Auditorio de Madrid dentro del ciclo Universo Barroco.

La Semana de Estella de este año conmemora el 5º centenario de la Reforma Luterana y nada más lógico que Vox Luminis haya ofrecido un programa íntegramente dedicado al Coral Luterano a través de la dinastía Bach.

El concierto ha tenido un gran nivel musical, en el que ha destacado especialmente la exquisita delicadeza y extraordinaria musicalidad de Vox Luminis, grupo compuesto por 11 cantante, acompañados de órgano y contrabajo. Ha sido una de esas veces donde las voces acariciaban la música y de manera extraordinaria.

Ha sido un concierto exigente, en el que Vox Luminis ha desgranado su arte a lo largo de nada menos que algo más de 1 hora y media, incluida una propina. Lo mejor del concierto fue la segunda parte, donde destacó especialmente el coral Jesu, meine freunde, de Johan Sebastián Bach. En la primera parte pudimos escuchar corales de otros miembros de la dinastía Bach, como Johann, Johann Michael, Johann Christoph y Johann Ludwig. Dentro de la gran calidad de todas la interpretaciones de Vox Luminis pudo haber una cierta monotonía en la elección del programa de la primera parte del concierto, lo que no impidió que los espectadores disfrutáramos con el mismo.

El público, que casi llenaba el aforo de la Iglesia de San Miguel, dedicó una triunfal acogida al grupo belga. El precio de la entrada única era de 12 euros. Así da gusto.

José M. Irurzun