¿”La Favorite” del rey?

67
¿Favorita del rey?
¿Favorita del rey?

GAETANO DONIZETTI: “La Favorite”. Elina Garança, Matthew Polenzani, Mariusz Kwiecien, Mika Kares, Joshua Owen Mills, Elsa Benoit. Coro de la Ópera Estatal de Baviera. Orquesta Estatal de Baviera. Dirección musical: Karel Mark Chichon. Dirección escénica: Amélie Niermeyer. Decorados: Alexander Müller-Elmau. Vestuario: Kirsten Dephoff. Iluminación: Michael Bauer. Coreografía: Ramses Sigl. Dirección de vídeo: Tiziano Mancini. Grabación en vivo: Munich, Teatro Nacional, 31-X a 6-XI-2016. DG 00440 073 5356 (2 DVD).

Esta “Favorite” nos ha producido un efecto contradictorio. Por un lado, hay que elogiar su publicación. No abundan las producciones en vídeo de la ópera de Donizetti, y menos aún en el original francés, que se está imponiendo en los “cartellones” (creo, de hecho, que es la única que hay comercialmente). Y si en el aspecto musical y vocal es plenamente satisfactoria, no lo es tanto en el escénico, algo, ¡ay!, por desgracia, cada vez más frecuente en la Ópera Estatal de Baviera, un teatro que era una referencia pero que últimamente quiere ser ‘moderno’.

Con una estética que podríamos denominar muy germana, la directora de escena Amélie Niermeyer ha querido presentar la figura de Léonor (Leonor de Guzmán) como la víctima que es, una mujer vapuleada por los hombres en todos los sentidos, políticos, sociales y, por supuesto, religiosos (como ese Cristo ensangrentado que es un reflejo de la protagonista). El planteamiento, en principio, no está mal, así como el intento de otorgar profundidad y enjundia dramática a la historia, pero todo ello resulta un poco forzado.

Afortunadamente, las cosas funcionan mejor en el plano sonoro. Elina Garança está muy próxima al ideal como Léonor. La voz de la mezzo suena cálida y homogénea en todos los registros, con ese timbre tan único y tan bello, y conoce todas las reglas del bel canto. A su lado, el tenor norteamericano Matthew Polenzani no puede competir con un material tan rico, pero hay que reconocer que sus medios antes puramente líricos han ganado en cuerpo y en firmeza, y que su Fernand es muy defendible. Como el tercero en discordia, Alphonse (el rey Alfonso XI de Castilla), el barítono polaco Mariusz Kwiecien sabe mostrar su elegancia en el aria “Léonor, viens”, a pesar de que el montaje lo convierte en un auténtico “macarra”, adicto a la televisión y que golpea violentamente a su amante. El bajo finlandés Mika Kares sabe otorgar toda su dimensión, escénica y canora, a Balthazar, el implacable representante de la Iglesia.

Al frente de unos excelentes conjuntos estables, el director gibraltareño Karel Mark Chichon muestra que es bastante más que el marido de la diva, con una lectura muy teatral y llena de vida y de contrastes.

Rafael Banús Irusta