FIALS-CISA pide la sustitución de la directiva del Teatro de la Ópera de Roma

22

roma

Las declaraciones de Lorella Pieralli entorpecen la negociación en bloque entre Fundación y organizaciones sindicales. La representante de FIALS-CISAL acusa a la directiva del Teatro de inoperancia frente a la gestión de la deuda de la institución.

El pasado lunes 10 de noviembre, la Fundación del Teatro de la Ópera de Roma manifestaba el agravio producido por la conducta impropia de la representante de la organización sindical FIALS-CISAL, Lorella Pieralli, quien, en mitad del complejo proceso de negociación que enfrenta a los trabajadores y la alta dirección del Teatro, declaraba ante la prensa italiana su deseo de que la directiva fuese sustituida de inmediato. El motivo de su petición se fundaba en la evidente incapacidad de gestionar el déficit presupuestario que, según sus palabras, pesa sobre la institución.

Por su parte, la directiva de la Fundación evade unas acusaciones que considera falaces (por ejemplo, ambas partes se contradicen a la hora de citar los objetivos de reducción del déficit para los años 2015 y 2016, que Pieralli sitúan en 3,4 millones de euros y el Teatro, en 4,3 millones). Además, la actitud de la sindicalista se aleja del prometedor clima de calma al que parecía avanzar el conflicto la semana pasada, con un nuevo acuerdo de negociación sobre la mesa que, ante todo, busca su legitimidad en la unidad de todas las organizaciones de los trabajadores. Una unidad que, tras las declaraciones de FIALS-CISAL, resulta todavía dudosa.