Francisco Corujo. Tenor

47

El éxito en un concierto, la mayoría de las veces, recae en el simple hecho de llegar y triunfar: aplausos, gente en pie y un sinfín de bravos. Sin embargo, el éxito auténtico no es solamente esto: se produce cuando el artista canta y recibe el cariño del público, de la gente que le quiere, de las personas que siempre han estado a su lado, o incluso de desconocidos que se acercan curiosos a escuchar y vibran y se emocionan. Así es como el tenor, Pancho Corujo ha conquistado Lanzarote.

El pasado 5 de diciembre Pancho Corujo, acompañado por el pianista Ángel Cabrera, presentó en el Teatro Insular de Lanzarote su primer disco “Songs of Paolo Tosti” del sello PlayClassics. El concierto que contó con el apoyo del Ayuntamiento de Arrecife y el Cabildo de Lanzarote, fue presentado por la soprano Isabel Rey que destacó la interpretación única y “liederística” que Pancho imprime a las canciones de Tosti, al igual que alabó la sensibilidad cristalina del pianista Ángel Cabrera.

La primera parte del concierto estuvo protagonizada por la música del Tosti que Pancho Corujo y Ángel Cabrera interpretaron de manera sublime. Entre las obras del compositor napolitano destacaron “Donna vorrei morire”, “Non t’amo più” y “L’alba separa dalla luce l’ombra”. La música de López-Buchardo, Ginastera y Guastavino configuró la balanza musical del programa en la segunda parte, que ambos intérpretes supieron destilar con naturalidad y sentimiento en obras como: “Canción del árbol del olvido”, “La rosa y el sauce” o “Pampamapa”.

La emoción superó todas las expectativas al final del concierto con los seis bises que Pancho regaló: “No puede ser” (La tabernera del puerto de P. Sorozábal), “La donna è mobile” (Rigoletto de G.Verdi), “Morucha” (J. Quintero Muñoz), “Nessun dorma” (Turandot de G. Puccini), “Core n’grato” (S. Cardillo), y a modo de indirecta (siempre con sentido del humor) la canción “Ya me voy a retirar” (Guastavino). Entre obra y obra Pancho Corujo agradeció a todas las personas que hicieron posible su debut discográfico y el concierto, recordando emocionado a la gente que siempre le ha apoyado. La sala del Teatro Insular llena con el público en pie, despidió con grandes aplausos y bravos al tenor de Lanzarote, una isla que no sólo se caracteriza por sus maravillosos paisajes sino por la cultura musical que emana. Fruto de ello podemos disfrutar de un tenor que esa noche vivió el éxito en su tierra. ¡Bravo!

Isabel Imaz