Gala Verdi. Gipuzkoa

48

La Gala Verdi, que contó con la participación de Sostoa Abesbatza y el tenor getxotarra Andoni Barañano, la soprano uruguaya Silvina Arroyo y el barítono mexicano Ulises Fuentes, como solistas, gustó notablemente a los eibarreses que llenaron el teatro Coliseo. De éxito clamoroso se podría calificar el festival compuesto de interpretaciones de Sostoa Abesbatza, dirigidas por Jesús Mari Sagarna. Fueron un total de diez, junto con otros temas de dichos solistas, con un par de arias, algunos dúos, así como en formación de cuarteto o en grupo, siempre bajo las partituras de óperas de Verdi, entremezcladas con diversos números corales. Al final entre los solistas y el coro, se cantaron 20 obras en total.

Sostoa Abesbatza cantó a gran altura, imprimiendo carácter y peculiar estilo a sus excelentes voces. Sus dos contraltos, Edurne Laskurain y Mari Luz Hernández, se llevaron los mejores aplausos, tras brillar con luz propia. Mención especial merecieron al piano Ana Begoña Hernández, Isabel Laspiur y Mari Karmen Etxebarrria.

Durante el transcurso del concierto se fueron desgranando partituras de tres óperas, casi en su mayoría compuestas por Verdi. El evento se inició con el bello pasaje de ‘Oberto’, la primera obra compuesta por el compositor italiano, cuando apenas tenía 26 años. Después se fueron escuchando obras muy conocidas junto a otras menos populares, siempre manteniendo un equilibrio a lo largo de todo el concierto. La composición más tardía dentro de la obra de Verdi que se pudo escuchar fue un hermoso pasaje coral de la ópera ‘Don Carlos’, compuesta por Verdi cuando contaba con 54 años. Aún compondría Verdi tres óperas más, y de las más famosas: ‘Aida’ ,’Otello’ y ‘Falstaff’.

Público entregado

El público se entregó especialmente en las canciones interpretadas por todos los participantes, pero los solistas de Ópera Divertimento estuvieron perfectos, con diferentes registros y evidente soltura escénica.

En la primavera de 2000, la soprano Ana Isabel Salomón y el tenor getxotarra Andoni Barañano, decidieron crear un grupo joven, profesional y de calidad: el grupo lírico Ópera Divertimento, que inicialmente se denominó Belatrix. Este grupo nació con la clara vocación de acercar a todo el público en general, al infantil y al familiar en particular, el aparentemente difícil e incomprensible mundo de la lírica. Y verdaderamente lo lograron. Barañano demostró una impecable técnica, dominio gestual y modulación exquisita. Con el apoyo de la uruguaya Silvina Arroyo y el barítono Ulises Fuentes ofrecieron, tanto como solistas, o acompañados de Sostoa Abesbatza, todo lo mejor del repertorio Verdi.

Como colofón a la magnífica iniciativa, fuera del repertorio cantó unos temas el tenor de Abadiño, Andeka Gorrotxategui, de madre eibarresa, que demostró bien a las claras los motivos por los que es ya un afamado intérprete de renombre de la música lírica. Su trayectoria artística se ha visto ampliamente reconocida y ha sido objeto de importantes galardones, como el III Premio en el Concurso Internacional de Ópera de Marsella de 2007 o el III Premio en el Concurso Manuel Ausensi de Barcelona en 2009.

Bajo la presentación de Ricardo Elorza se fueron desgranando aspectos de la vida de Verdi, todo apoyado en una colección de diapositivas que seleccionó Karmele Etxebarria.

Éxito completo pues en esta gala lírica que, sin duda, abrirá nuevas posibilidades para volver a organizar un nuevo evento.