Gran dirección de García Calvo en la Katiuska de La Zarzuela

172
Gran dirección de García Calvo en la Katiuska de La Zarzuela. Foto: Javier Del Real
Gran dirección de García Calvo en la Katiuska de La Zarzuela. Foto: Javier Del Real

Estas notas corresponden al segundo o tercer reparto programados, dependiendo de que consideremos primero o no las dos únicas funciones que cantara Ainhoa Arteta. Ha sido una representación menos rica vocalmente que la del día anterior, aunque he disfrutado más de la interpretación musical. 

Nada tengo que añadir a lo dicho ayer respecto de la producción de Emilio Sagi. 

La dirección musical ha vuelto a estar en manos de Guillermo García Calvo. No sé si es que hoy he prestado más atención a lo que salía del foso, pero lo cierto es que he disfrutado con su dirección, que me ha parecido francamente buena, mucho mejor de lo que estamos acostumbrados en este teatro. 

La nueva Katiuska era la valenciana Maite Alberola. Su actuación fue correcta. Esta soprano suele tener los mayores problemas en la parte alta de la tesitura, pero no es éste el caso de Katiuska, que es un rol muy central. Lo resolvió. adecuadamente. 

Pedro fue interpretado por el barítono Ángel Ódena, que suele ser muy habitual en los repartos de este teatro. La voz es amplia y tiene calidad, siendo su mayor inconveniente su tendencia a abrir sonidos, como si temiera que no se le oyera en la sala, lo que no es nunca el caso. 

El Príncipe Sergio fue interpretado por el tenor Alejandro del Cerro. Su voz no es muy atractiva, aunque está bien emitida y no tiene problemas para llegar a la sala. Cumplió bien. 

Repetían el resto de personajes cómicos. Fueron nuevamente Antonio Torres (Coronel Bruno), Milagros Martín (Olga), Emilio Sánchez (Boni), Amelia Font (Tatiana) y Enrique Baquerizo (Amadeo Pich). 

El Teatro estaba prácticamente lleno, salvo en las entradas más baratas. El público se mostró cálido durante la representación, aplaudiendo todas las actuaciones. 

La representación comenzó con 6 minutos de retraso y tuvo una duración de 1 hora y 9 minutos, sin intermedios. Tres minutos de aplausos. 

El precio de la localidad más cara era de 44 euros, costando la más barata con visibilidad 18 euros. 

Fotos: J. del Real 

José M. Irurzun