Guía para tu primera vez (¡viendo una ópera!)

2142
Guía para tu primera vez (¡viendo una ópera!)
Julia Roberts y Richard Gere en Pretty Woman

Para todo hay una primera vez. Tal vez te estés planteando sorprender a alguien especial o simplemente probar un género nuevo. Comprar unas entradas para ir a la ópera por primera vez puede ser el comienzo de una afición apasionante que cambie tu manera de entender el mundo y el arte. Sin embargo, a veces todo lo que rodea a la ópera parece demasiado serio, y no son pocos los que después de su primera ópera juran no volver a pisar jamás el teatro.

Para que tu primera noche en la ópera sea perfecta, o para que te animes a ese plan que tenías pendiente desde hace tiempo, en OPERA WORLD te proponemos estos consejos a modo de guía para disfrutar de tu primera ópera.

1.- CONOCE LA OBRA QUE VAS A VER

Para no llevarse sorpresas indeseadas, lo primero es informarse sobre el argumento de la ópera. No importa que conozcamos el final de antemano, la magia de la ópera es que emociona incluso cuando sabes lo que va a ocurrir. Hoy todos los teatros de ópera importantes tienen sobretítulos que traducen el texto que se canta, aunque puedes consultar el libreto en webs como Kareol y OperaGlass.

La ópera no es sólo teatro musical. A lo largo de la historia de Europa, fue un elemento cultural básico para comprender los cambios políticos, artísticos y sociales de la época. Por ello, conocer algo sobre el compositor y la época en que la obra fue compuesta es aconsejable para captar todo el sentido de lo que vamos a ver. Cuando llegamos al teatro nos entregan un programa con una explicación del argumento y algún comentario sobre la ópera. Te aconsejamos que lo leas con calma, sin prisas, antes de llegar al teatro, y no esperes a leerlo rápido todo en el último minuto. Suelen estar colgados en la web del teatro.

La mayoría de las óperas se encuentran íntegras en vídeo en internet. Asómate a ellas, y descubrirás que verlas en directo es una experiencia inigualable.

2.- PREPARA LA LOGÍSTICA

Para disfrutar de la ópera, como de todo lo bueno en la vida, hay que estar tranquilo y concentrar nuestras energías en disfrutar sin prisas. Los teatros de ópera suelen estar el en centro de las ciudades, por lo que es una buena idea planear el transporte para evitar sustos. No podrás entrar a la sala una vez que la representación haya comenzado, para no molestar al resto de espectadores. Llegar con tiempo al teatro, y tener así tiempo para tomar algo antes de la obra o para visitar el teatro es siempre mejor que no encontrar aparcamiento y llegar corriendo en el último segundo.

Entérate de cuánto dura la ópera. Las óperas pueden ser de una hora o de cuatro, lo que puede arruinarte la reserva en ese restaurante al que quieres ir después de la ópera.

3.- ELIGE BIEN A TU PAREJA

Mucha gente cree que la ópera es algo sofisticado, un regalo con el que siempre se queda bien; pero si tu acompañante no está muy interesado en la ópera, puede que ninguno de los dos disfrutéis de la velada.

Asegúrate de que tu pareja está interesada en la obra. Es famosísima la escena de Pretty Woman en la que Vivian (Julia Roberts) asiste a una representación de La Traviata. Ella, se siente identificada con la protagonista de la ópera de Verdi, por lo que su conexión con la obra es inmediata. Sin embargo, no necesitas ser un barbero en Sevilla ni un guerrero en el Antiguo Egipto para ser cautivado por una ópera, pues suelen tratar temas universales como el amor, la muerte, la venganza, la amistad o la libertad.

Otra buena idea puede ser ir con alguien que conozca el título en cuestión, o con un buen aficionado, que pueda llamar tu atención sobre los momentos importantes, o resolver tus dudas. Si vas con tu pareja por primera vez y no habéis entendido algo, o no os convence lo que habéis visto, siempre es buena idea comentar en el descanso con gente del público qué te ha parecido. No tengas miedo de meter la pata, la ópera está dirigida a todo el mundo, y hasta el mayor experto puede aprender algo de quien ve la ópera por primera vez.

4.- SOBRE EL PRECIO DE LA ENTRADA

Para romper el mito, hay que decir que en España el minuto de ópera en directo es, de media, la mitad de caro que el minuto de fútbol en directo. Sin embargo, la ópera, y más si es en algunas ciudades como Madrid, Milán, Barcelona o Londres, puede ser una actividad cara.

Además, algunos teatros tienen la tradicional forma italiana en herradura, por lo que algunas localidades no tienen buena visibilidad. Pero si eres hábil y compras tus entradas con tiempo, puedes conseguir muy buenos asientos por mucho menos dinero. Date prisa porque suelen ser los primeros en agotarse. Entérate del día en que se ponen a la venta las entradas y sé el primero en conseguirlas, o pide ayuda a algún amigo que vaya a la ópera y conozca el teatro al que quieres ir. El ahorro puede ser enorme.

5.- COMPARTE TU EXPERIENCIA

Tanto si te gusta la representación como si no te ha convencido del todo, siempre es buena idea que compartas tus impresiones.

Si entras, por ejemplo, en nuestra página de Facebook (OPERA WORLD es la revista de ópera con más seguidores), descubrirás que hay muchísima gente como tú compartiendo sus momentos preferidos. Además, también podemos encontrarnos en Twitter  y puedes ver las mejores fotos sobre ópera en nuestro Pinterest.

En OPERA WORLD esperamos que tu primera ópera sea la primera de muchas, y una experiencia inolvidable.