Javier Camarena: por una 
ópera mexicana eficiente

60

 

Foto: Cortesía

 

En entrevista, el tenor Javier Camarena reflexiona acerca de los desatinos y aciertos de la ópera mexicana y aunque asegura no ser experto, sus comentarios arrojan luz acerca de cómo hacer más eficiente su funcionamiento; también habla de su próxima visita a México en el marco del Festival Internacional 5 de Mayo, en Puebla, y de su participación en el Festival de Salzburgo en el homenaje a Giuseppe Verdi.

 

NO INVERTIR DESDE CERO

 

En cuanto a cómo mejorar la ópera mexicana, el tenor mexicano responde vía telefónica desde Zurich, Suiza, ciudad donde reside:

 

“Yo soy cantante. A mí me invitan a algún teatro, voy, canto y párale de contar… Lo que he visto en Bellas Artes es que tratan de poner todos los años, ¡todos!, títulos nuevos. Estamos hablando de que se hacen tres producciones al año o hasta cuatro, en las que se invierte mucho dinero ¿Por qué no mejor poner más títulos que ya se tienen en el repertorio, se proponen más funciones en las que ya no se tiene que invertir desde cero y nos reducimos a una o dos producciones nuevas al año?”, comenta.

 

Javier, quien ha pisado los mejores escenarios del mundo, habla con el conocimiento que da la experiencia:

 

“Seamos conscientes de que tampoco hay el gran presupuesto para hacer ópera”. En consecuencia es mejor hacer ópera de repertorio. Como ejemplo, “tres del Barbero de Sevilla, tres de Carmen, o cuatro o cinco, las que se puedan, y entonces se concentra el presupuesto en montar una nueva producción, pero de extrema buena calidad…”

 

Camarena comenta: “Se tiene una gama de producciones. Yo supongo que todavía deben de estar (guardadas) como se hacía antes de ese incendio (2002) que se llevó muchas de las que tenía Bellas Artes. Debe haber una bodega donde guarden todas las producciones. Se pudiera tomar de eso y hacer un poquito más: que se tengan al menos dos funciones de ópera al mes repartidas en todo el año. Creo que así tendrían más que ofrecer”.

 

Preguntamos a Camarena que si esto le daría oportunidad a cantantes que están empezando… Entonces el tenor toma su tiempo para pensarlo, trata de afinar su respuesta y responde:

 

“Sí y no (ríe). Habría que aclarar que el término no sería cantantes que están empezando, sino jóvenes profesionales que ya tengan las armas para realizar un buen papel… Debemos recordar que, aunque a veces se le niegue, Bellas Artes sigue siendo el máximo recinto artístico de nuestro país”.

 

En estos términos, “sí estoy de acuerdo en que se le dé la oportunidad a todas estas generaciones. Creo que esto lo pudimos ver en el Barbero de Sevilla que hicimos el año pesado en Bellas Artes: estuvimos prácticamente tres generaciones y el resultado fue bastante bueno… Porque como escaparate, creo que hay otras espacios para jóvenes que están comenzando, ahí está el concurso Carlo Morelli”.

 

EN PUEBLA

 

El tenor Camarena sólo viene a Puebla para una función el 1 de mayo y explica: “Para empezar estoy muy contento. Es la primera vez que voy a cantar en Puebla y con orquesta sinfónica.

 

“Es una visita flash que coincidió con que yo tenía cierta disponibilidad; te estoy hablando de una semana nada más, bueno ni siquiera una semana, son cinco días: un día termino función en Zurich, al día siguiente viajo a México, al otro hago ensayo, luego doy el concierto y al otro día regreso a Zurich.

 

“Creo que es importante aclarar que hasta la fecha con Bellas Artes han sido muy afortunadas coincidencias. Esto lo digo en cuanto al tiempo que tengo disponible y además porque conté con la disposición de Octavio Sosa (quien acaba de renunciar por motivos de salud a la Dirección de Ópera) para ajustarse a estos tiempos libres”.

 

EN SALZBURGO

 

En Europa, continúan las celebraciones por el bicentenario del nacimiento de Verdi. Al respecto, refiere Javier: “Prácticamente estoy 100% metido en Falstaff. Me toca el papel de Fenton, que es con el que debuté en el repertorio Verdi en la casa de ópera de Zurich. Este año estamos retomando esta propuesta en el Teatro de Zurich”.

 

Luego dice con modestia, casi como no queriendo:“Estoy ya en ensayos para esta misma ópera que me tocará cantar en el Festival de Salzburgo”.

 

En este festival baste decir que Falstaff será dirigida por Zubin Mehta y la dirección de escena será de Damiano Michieletto. Javier Camarena alternará con Ambrogio Maestri, Fiorenza Cedolins, Eleonora Buratto, Massimo Cavalletti y Elisabeth Kulman.

 

ricardo.pacheco@eleconomista.mx