La Boheme inaugura temporada en Les Arts

96
La Boheme inaugura temporada en Les Arts
La Boheme inaugura temporada en Les Arts

Con la reposición del montaje del actual Intendente-Director artístico David Livermore de La Boheme de Puccini y bajo la dirección de Manuel Coves se abrió la Temporada 2015-2016 en el coliseo del Turia para celebrar su X Aniversario con éxito absoluto de público.

La Boheme de Puccini siempre es un buen reclamo para llenar un teatro y más cuando la producción es tan atractiva y pictórica como la ideada por Livermore para el Palau de les Arts que se vió ya en diciembre de 2012 por primera vez, y de la que se conserva un magnífico DVD, ahora con otro cast se ha disfrutado de nuevo con renovado frescor.

En esta ocasión se ha disfrutado también de un sexteto de calidad, equilibrado y joven que han dado credibilidad a estas historias de amores bohemios en los que está basado el libreto de Giacosa e Illica estrenada en el Teatro Regio de Turín en 1896.

Si en 2012 fue el gran maestro Chailly quien empuño la batuta ahora ha sido un fichaje nacional, Manuel Coves, que está haciendo una gran carrera como director de música escénica principalmente, amando y recuperando títulos de ópera y zarzuela.

Este director oriundo de Jaén y formado entre Córdoba y Barcelona supo dar su propia impronta a la partitura pucciniana y hacer brotar del foso momentos de brillantez equilibrándolos con otros mucho más íntimos sin perder por ello el ritmo ni la tensión escénica, concertando perfectamente el terrible segundo acto y sabiendo acompañar perfectamente a los solistas sin caer en excesivo protagonismo orquestal.

Buena prestación de la Orquesta de la Comunidad Valenciana en esta inauguración de temporada que junto con un compacto Coro de la Generalitat Valenciana y refordado por los dos coros infantiles (Escolanía de la Mare de Deú dels Desamparats y la Escola Coral Veus Juntes del Quart del Poblet) se llevaron los grandes aplausos de la noche al final de su intervención en los saludos tras el segundo acto, junto con el gran número de fiurantes circenses que completaron el animado cuadro parisino descrito por Henrit Murget que inspiró la música del compositor de Luca.

Correctos los diferentes partiquinos así como rotundo el Colline del gran Felipe Bou y la gracia juvenil y desenfadada del Schaunard de Aldo Heo.

La pareja del pintor Marcelo y su coqueta Musetta fueron muy bien interpretados por Germán Olvera y Lina Mendes. El barítono mexicano que ya es un habitual en Les Arts cumplió con generosidad su papel si bien a veces le faltó un poco de más presencia vocal pero suplió estas carencias con su gran feeling con la soprano brasileña Lina Mendes que supo insuflar a su Musette la coquetería y ternura en dosis adecuadas haciendo de su vals de presentación una delicia de aria.

El tenor romano Giordano Lucà fue un Marcelo excesivamente ligero para el lírico que exige la partitura, su bello timbre convenció a ratos pero le faltó el dramatismo propio del tercer y cuarto acto. Escenicamente sus prestaciones fueron decayendo al estar más pendiente de proyectar la voz a la platea y mirar al director que compenetrarse en el drama con su partenaire, esperemos que el tiempo, una mejor elección de repertorio y unas clases de teatro ayuden a este joven tenor de 27 años a desarrollar una carrera más brillante.

Sin duda alguna la estrella de la noche fue la soprano americana Angel Blue que redondeó una Mimi completa. Esta cantante que completa su bella voz con una figura cuidada y esbelta posee un timbre que con el paso de los años ha ganado en profundidad, volumen y squilo, sabiendo ofrecer una paleta de timbres tan variada como adecuada al momento dramático, desde la inocencia de su aria de presentación hasta la desesperación del tercer acto y la dulzura de su dúo final.

Todavía queda en nuestro recuerdo su paso por la Academia del Palau de les Arts hace algunos años, como su interpretación de la Micaela junto a la Carmen de Garança y esperemos que mantenga el contacto con este teatro para futuros títulos.

Hace años en una entrevista con el maestro Zedda me comentó que él prefería a Rossini más que a Puccini porque el maestro de Luca siempre te manipula, te hace llorar aunque no quieras. Y es verdad…por eso hay que felicitar de nuevo al trío Livermore-Coves-Puccini por hacernos emocionar nuevamente y provocarnos querer seguir esta nueva temporada tan interesante que conmemora el X Aniversario de este magnífico Palau de Les Arts de Valencia.

Roberto Benito

Encuentra alojamiento para tu próxima visita a Valencia