La Compañía Nacional de Danza inaugura Veranos de la Villa 2020

196

Por Cristina MarineroDespués de presentar este programa mixto en el 69º Festival de Música y Danza de Granada (aquí nuestra crítica), con el estreno absoluto de Arriaga, ballet de Mar Aguiló, Pino Alosa y Joaquín de Luz sobre cuartetos del músico Juan Crisóstomo Arriaga (1806-1826), la Compañía Nacional de Danza (CND) ha llegado a Madrid para ofrecerlo hasta el domingo 2 de agosto, en el Conde Duque, y ser el espectáculo que inaugura Veranos de la Villa 2020.

La CND inaugura Veranos de la Villa 2020. En la foto, Angel García Molinero y Haruhi Otani, con Moisés Madrigal al piano. © Alba Muriel
La CND inaugura Veranos de la Villa 2020. En la foto, Angel García Molinero y Haruhi Otani, con Moisés Madrigal al piano.   © Alba Muriel

Joaquín de Luz también se ha estrenado en la capital de España bailando con la compañía, ahora como director, y lo hace con un solo que Jerome Robbins creó para Mikhail Baryshnikov en 1994, A Suite of Dances, con la interpretación de Iris Asquinezer al chelo. Yanier Gómez, Ana Calderón, Giada Rossi, Alessandro Riga, Cristina Casa, Yahuri Ohani, Angel García Molinero y el resto de primeros bailarines y solistas protagonizan en diferentes elencos el paso a dos de Festival de las flores en Genzano, del gran coreógrafo del XIX, Auguste Bournonville, y Love Fear Loss, de Ricardo Amarante, sobre la gran interpretación al piano que Marcos Madrigal hace de las melodías de cuatro de las canciones más famosas de Edith Piaf, entre ellas el bello Hymne a l’amour, además de Arriaga.

El arte de la danza volverá con María Pagés, del viernes 14 al domingo 16, y su baile único. Presenta Siete golpes y un camino, montaje co-dirigido junto a su compañero vital y creativo, El Arbi El Harti, de estreno en Madrid. Bailará junto a la compañía de seis bailaores y siete músicos, con sede en su Centro Coreográfico María Pagés de Fuenlabrada, espacio donde la creación convive con el diálogo sobre este arte y las artes, fundado en 2018.

Además de Nueveochenta Aerial Dance Company, en cartel el 19 y 20 de agosto, también estarán Dani Pannullo Dance Company (26 y 27), con Atlas Map of Moves, y Aracaladanza, que interpretará la pieza Summertime en Patio Sur de Conde Duque, en horario de tarde y para toda la familia, el sábado 29 y el domingo 30 de agosto, fecha de clausura del festival.

Como apuntábamos, la Compañía Nacional de Danza ha sido la encargada de inaugurar Veranos de la Villa 2020 el miércoles 29 de julio y de subir el telón del escenario montado para este evento en el recuperado Patio de Conde Duque, enclave donde se realizaban tradicionalmente, hasta que lo cambiaron hace más de una década, las grandes representaciones de danza de este festival veraniego. Guardamos en la memoria -y en las críticas y crónicas escritas desde 1988 en Ritmo, El Mundo y Opera World- muchos momentos históricos, como la sobrecogedora Giselle de Trinidad Sevillano y Fernando Bujones, o las actuaciones de Julio Bocca y tantos otros grandes del ballet internacional.

Su director, el hasta ahora adjunto en la dirección del Centro Dramático Nacional, Angel Murcia, ha tenido que afrontar su estreno al frente de Veranos de la Villa con la incertidumbre provocada por la pandemia, pues fue nombrado en febrero. Es de celebrar que el Ayuntamiento de Madrid haya sido valiente y, con las mismas rigurosas medidas de prevención que hemos vivido en otros teatros y cines, dar seguridad a los espectadores para asistir.

La CND inaugura Veranos de la Villa. En la foto Ana Calderón y Yanier Gómez. © Alba Muriel
La CND inaugura Veranos de la Villa. En la foto Ana Calderón y Yanier Gómez.                                                © Alba Muriel

También celebramos que Murcia estrene su primer “Veranos” apostando por la danza. Sobre todo por programar cinco funciones de la CND, eso afianza la interpretación de las coreografías. Son la mitad de las que les programan en La Zarzuela y a estas diez o doce en el teatro del ministerio de Cultura les llaman -eufemísticamente, pensamos, no puede ser en serio- “temporada”, por lo que reflexionen. Ya saben que, sin teatro-sede, las compañías nacionales de danza de España dependen de las decisiones del director de cada escenario. Son las únicas estatales de Europa en esa situación.

La CND inaugura Veranos de la Villa 2020. En la foto, Giada Rossi y Alessandro Riga. © Alba Muriel
La CND inaugura Veranos de la Villa 2020. En la foto, Giada Rossi y Alessandro Riga. © Alba Muriel

Conociendo su trayectoria como hombre de teatro, y siempre en pro de la danza, apostamos a que Angel Murcia hubiese querido instalar gradas en el Patio de Conde Duque, en vez de sillas en el suelo (no vemos los pies de los bailarines), pero las medidas de protección por el covid-19 y el subsuelo habrán mandado en esta decisión.

En la inauguración del miércoles 29 de julio, el director de Veranos de la Villa recibió al ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, quien acompañó a la CND en este estreno -tras su visita a los ensayos en junio, cuando volvió su actividad tras el confinamiento-, junto a la subsecretaria de Cultura, Andrea Gavela, el secretario general del INAEM, José María del Castillo, y el subdirector de Música y Danza, Antonio Garde.