La Compañía Sevillana de Zarzuela presenta ‘La Corte del Faraón’, de Perrín y Palacios

74

 La Compañía Sevillana de Zarzuela representará los días 9 y 10 de marzo, en el Centro Cultural Cajasol, ‘La Corte del Faraón’, una obra con libreto de Guillermo Perrín y Miguel de Palacios y música de Vicente Lleó. Cuenta con la dirección musical de José Colomer y la dirección escénica de Alejandro Rull de las Heras, mientras que los cantantes, orquesta y coro son propios de la compañía.

   La Compañía Sevillana de Zarzuela es un proyecto sociocultural nacido en el seno de la Universidad de Sevilla, con el objetivo de rescatar este género musical a través de la interpretación artística por parte de 45 jóvenes artistas sevillanos, se recuerda en nota de prensa.

Desde que se inició en 2009 se ha ido consolidando en el circuito cultural local, y hoy es uno de los movimientos culturales más relevantes de la ciudad. Su última producción, ‘Bohemios’, tuvo una excelente acogida de público.

El proyecto también se caracteriza por su dimensión solidaria, ya que parte de la recaudación obtenida en cada representación se destina a diferentes entidades andaluzas. En esta ocasión, la donación irá destinada al Comedor Social San Juan de Acre, regentado por la Orden de Malta.

Las funciones tendrán lugar en el Centro Cultural Cajasol en doble sesión de 18,00 y 21,00 horas. Las entradas pueden adquirirse en la taquilla del teatro, a través de Cajasol Ticket o en el número de teléfono 902 21 48 48.

SINOPSIS

‘La Corte del Faraón’ es una zarzuela de tipo revista inspirada en la historia bíblica de José. Comienza la obra con una escena en la plaza de Menfis donde los Faraones y el pueblo esperan la llegada del valiente Putifar, al cual le harán entrega en casamiento de la joven Lota. Este le hace como regalo de bodas un esclavo vendido por sus hermanos (El Casto José) del cual se queda prendada.

Putifar herido en sus ‘interiores’ por una flecha se encuentra impedido para cumplir con sus deberes matrimoniales, por lo que trata de evitar a toda costa quedarse a solas con Lota, que muy acalorada trata de seducir a José cuando su marido regresa a la guerra. Este se niega y lo acusa de mancillarla para que sea ejecutado.

Durante una fiesta, en el que el Faraón se encuentra ebrio, suena la famosa canción babilónica de ‘Ay va’ y es irrumpida por Lota, que pidiendo justicia acaba en discusión con la Faraona que, haciendo de jueza, también queda impresionada por los atributos de José, que acaba huyendo de las dos.

Termina la obra cuando José despierta al Faraón e interpreta un sueño que ha tenido con una imagen futurista de un cuadro flamenco. En recompensa por sus servicios es nombrado virrey de Egipto.