La muerte de Violeta en la Casa Valenciana de Madrid

300
La muerte de Violeta
La muerte de Violeta

El productor y director de escena Federico Figueroa ha presentado su espectáculo lírico La muerte de Violeta basado el la obra de Dumas y la ópera de Verdi. Se trata de dar una vuelta de tuerca al argumento a base de contarnos, basándose en los recuerdos de Amina, la historia de Violeta desde sus orígenes hasta su muerte.

Para ello cuenta con una magnífica actriz, Patricia Peñalver, quien va narrando las vicisitudes de la cortesana presentando a los tres protagonistas, Violeta, Alfredo y Germont en sus perfiles mas realistas. Así Violeta sigue siendo un victima de la sociedad, Alfredo un chulo explotador de mujeres y Germont un patán egoísta.

La muerte de Violeta

La dramaturgia es estupenda y todo discurre con agilidad y una  perfecta comprensión.

Figueroa ha contado con tres grandes cantantes. Como Violeta la colombiana Beatriz Mora quien tiene totalmente asumido el rol y mostró una voz potente y muy dúctil de bello timbre, que corre magnífica y asciende al agudo sin problemas. El papel de Alfredo fue encarnado por el joven tenor también colombiano Leandro Carvajal. Este tenor tiene un gran futuro: la voz es muy bella y potente, su dicción y articulación son perfectas y quizás necesite cubrir un poco más la zona aguda. Es un cantante «muy musical». Antonio Torres, gran barítono malagueño, asumió el rol de Germont con poderío y sabiduría. Una voz potente al servicio de un personaje ingrato y odioso al que supo darle la personalidad musical y actoral requerida.

Fueron acompañados magníficamente por la pianista Rosalía López.

El público asistente disfrutó del espectáculo y aplaudió y braveo abundantemente.

Francisco García-Rosado