La ópera ante el desafío del mecenazgo. Libro

105

Miguel Ayanz.

Aunque generalizar suele ser peligroso y hay muchas formas de gestionar un teatro de ópera, todas podrían resumirse en dos: la europea, inspirada en la alemana, en la que el apoyo del sector público es clave y los presupuestos proceden principalmente de las administraciones públicas; y la norteamericana, la que domina en EE UU, donde los grandes coliseos viven de mecenas, patrocinadores y deducciones fiscales. Éste es, a grandes rasgos, el panorama que dibujó ayer Philippe Agid, coautor junto a Jean-Claude Tarondeau de «La gestión de la ópera» (Ed. Planeta), presentado en el Teatro Real que se publicó por primera vez en 2010 en inglés, tuvo después edición en francés y llega, dos años después, a las librerías –sólo a las de los teatros de ópera, aunque podrá adquirirse también por internet– traducida al español y con un capítulo añadido dedicado a la ópera en nuestro país.

Seguir leyendo en: La Razon.es