La ópera de Beijing conmemora el Año Nuevo Lunar

Seguro que todos conocen el tradicional concierto de Año Nuevo, pero han oído hablar de los conciertos para celebrar el Año Nuevo Lunar? Nos fijamos ahora en la ópera «Dragón y Fénix», puesta en escena por la beijinesa Compañía de Ópera de Beijing, y que commemoró el pasado viernes el primer día del Año Nuevo Chino en el Gran Teatro de Chang’an, en la capital del país.

La ópera «Dragón y Fénix» es una adaptación del clásico literario chino «Romance de los Tres reinos». El texto se basa en la historia del matrimonio de Liu Bei, el rey de Shu, con la hermana del rey de Wu. La obra transcurre en una época en que el país estaba dividido políticamente en tres facciones lideradas por Sun Quan, Liu Bei y Cao Cao. Sun Quan planea usar el matrimonio como trampa para capturar a Liu Bei, pero Cao Cao consigue burlar el plan y la boda es celebrada tal y como había sido planeada.

Espectador dice «Mi esposa murió hace unos años y mi hijo trabaja. Así que me compró una entrada para la ópera de Beijing, porque sabe que me gusta mucho.»

Una de los motivos por los cuales esta ópera sigue gozando de una gran popularidad es porque reúne un gran número de personajes típicos de las óperas chinas. Incluye los papeles másculinos «sheng», los personajes de caras pintadas «jing» y también los roles femeninos «dan». Wang ha encarnado a la joven Sun Shangxiang durante más de treinta años, y su interpretación de la muchacha sólo se ha vuelto más precisa con el tiempo.

WANG RONGRONG, ARTISTA DE ÓPERA DE BEIJING dice «He hecho este papel centenares de veces, y mi técnica y mi entendimiento del personaje han madurado mucho. Creo que cada una de esas actuaciones refleja mi crecimiento durante distintas etapas.»

Wang aprendió del maestro Zhang Junqiu, quien creó las bases para el estilo Zhang de la ópera de Beijing. La ópera de la capital es conocida por sus distintas escuelas de estilos. Muchos de los antiguos intérpretes crearon su propia tipología de ópera de Beijing en relación con sus características físicas o vocales, y la transmiten de generación a generación.

«Wang es toda una estrella ahora. Una vez vi una actuación realizada únicamente por ella y sus nueve estudiantes. Siempre me ha encantado la ópera de Beijng. ¿Y qué sitio mejor que aquí para pasar el Año Nuevo?»

Pero no se trata sólo de Año Nuevo. En los últimos años, ir a ver «Dragón y Fénix» también se ha convertido en una tradición del día de San Valentín. Una versión de la Compañía Nacional de China de Ópera de Beijing se representará en el Teatro Meilanfang el 14 de febrero. (CCTV)