La pianista eslovena Marina Horak visita la Argentina

139

 

Marina Horak
Marina Horak

Hemos tenido la posibilidad, en las últimas semanas, de conocer y apreciar el trabajo artístico de la pianista y pedagoga eslovena Marina Horak, quien ha visitado la Argentina no solo presentándose en varios recitales de diversos puntos del país, sino también dando charlas y master classes.

Egresada de la Academia de Música de Ljubljana, Marina Horak llegó a Buenos Aires para dictar varias clases magistrales en importantes instituciones educativas especializadas en la formación de músicos, lo cual nos permitió tomar contacto con su profundo concepto pedagógico-musical. El respeto por la naturalidad en la enseñanza del piano (y de la música en un sentido más amplio) dejando atrás vetustos sistemas que no hacían más que alejar al joven discípulo del disfrute y el descubrimiento de los más maravillosos tesoros del arte musical, es una de las facetas más destacadas de lo que pudimos apreciar en cada una de las clases desarrolladas. Marina dialoga y hace sentir, conectarse con sus emociones, pensar y verbalizarlas y a partir de ello volcar al instrumento la propia versión de cada obra, a cada uno de los alumnos que tuvieron la suerte de participar de estos encuentros. Un clima de afecto y cordialidad se hicieron sentir en todos ellos.

Al mismo tiempo también pudimos ser testigos de su profundo concepto artístico como pianista. Marina Horak venía precedida de un impresionante currículum que la ha llevado a tocar como solista y camarista en prácticamente todos los continentes. Los registros discográficos han sido también parte de su aporte a la música y, en ese sentido, pudimos escuchar y disfrutar un interesantísimo CD dedicado a Sonatas para piano de compositores eslovenos románticos y del siglo XX. La solvencia técnica y la expresividad y carácter de Horak en sus interpretaciones no hace más que subrayar su compromiso artístico y docente, uniendo en forma sólida su pensamiento y su acción en el campo del Arte.

La gira por Argentina no se detuvo en Buenos Aires sino que la llevó a recorrer varios escenarios de la provincias argentinas: Tucumán y Entre Ríos también pudieron deleitarse con su enseñanza y sus recitales.

En suma, una artista de fuste con una mirada seria y profunda de su arte, a la que pudimos apreciar personalmente y que esperamos regrese nuevamente para continuar un intercambio valioso y enriquecedor.

 

María Laura Del Pozzo