La Traviata en Parma

43
La Traviata en Palermo

La producción de La Traviata de Mario Pontiggia se repuso en el Regio de Parma con cierto éxito.

Pontiggia no pudo asistir a los ensayos y se notó su ausencia en cuanto su ayudante poco hizo por dar vida a la historia de Violeta. Actores y coro salían cantaban y se iban.

El austero decorado cumplía bien su función de situar la historia a pesar de su simplicidad. Impecable el vestuario e iluminación.

En cuanto a las voces suponía el debut en el rol protagonista de la soprano Ruth Iniesta de voz cristalina y bello timbre que sorteó las dificultades de su partitura. Tuvo un tercer acto magnífico. Grandes aplausos. No puede decirse lo mismo del tenor Francesco Castoro, Alfredo, con voz titubeante, calante sin musicalidad ni estilo, llegando a fallar en el agudo de su intervención final de segundo acto. Por otra parte, físicamente no daba el personaje en cuanto parecía el padre de Violeta. Estupendo por voz, color, expresión el barítono Simone del Savio como Germont. Correctos los comprimarios y coro.

En cuanto a la orquesta sonó sin estilo y al margen de Verdi bajo una dirección errática en tiempos y sin la bravura de la partitura verdiana, poniendo en dificultades a los cantantes.

El público aplaudió especialmente a la soprano y barítono.

Francisco García-Rosado