L’italiana in Algeri en Tenerife

51

 

L'italiana in Algeri en Tenerife
L’italiana in Algeri en Tenerife

La temporada de la Ópera de Tenerife arrancó con la energía propia de un equipo de jóvenes cantantes, interpretando una obra que Giochino Rossini compuso cuando contaba 21 años de edad. El argumento, gracioso en su día, no esbozaría más que un par de sonrisas en el público de hoy. Es un reto para cualquier director escénico y Giorgia Guerra, firmante de esta propuesta de trepidante ritmo, salió airosa y mereció la salva de aplausos que recibió cuando salió a saludar con su equipo (Monica Bernardi, escenografía; Lorena Marín, vestuario). Impecable la resolución teatral del conjunto del primer acto, en el que los cantantes solistas se transmutan en una banda de rock caótica dentro de un orden establecido. La producción viajará al Teatro Comunale de la ciudad de Bolonia, en mayo del próximo año, y los jóvenes cantantes, elegidos con buen olfato por el director del programa Ópera (e)Studio, Giulio Zappa y el intendente de la Ópera de Tenerife, Alejandro Abrante, volverán a tener oportunidad para mostrar sus cualidades artísticas.

L'italiana in Algeri en Tenerife
L’italiana in Algeri en Tenerife

Es la sexta edición del programa que parece estar consolidado por los logros cosechados en cada uno de los años pasados. En esta ocasión se contó con un doble elenco para todos los personajes, excepto el muy corto de Zulma. Presencié ambos en dos representaciones en días consecutivos y constaté el buen nivel de todos ellos, tanto vocal como escénicamente, aunque obviamente las comparaciones entre dos opciones siempre pueden dar hilo para tejer, por ejemplo como Isabella, la maravillosa voz de Maria Ostroukhova estuvo compensada al día siguiente por la prestancia escénica de Vittoria Vimercati. Pero lo más importante fue constatar la imbricación de cada solista en el elenco correspondiente. Lindoro, (Miloš Bulajić / Li Biao), Mustafá (Matías Moncada / Aleksandr Utkin), Taddeo (Gianni Giuga / Jorge Álvarez), Haly (Francesco Venuti / Esteban Baltazar), Elvira (Anna Kabrera / Inés Lorans) y Zulma (Sophie Burns) pusieron todo sobre el escenario. La batuta de Nikolas Nägele mostró eficacia al frente de la Orquesta Sinfónica de Tenerifey el coro, bajo la dirección de  sobradamente su labor bajo la dirección de Carmen Cruz, cumplió sobradamente su labor.

Federico Figueroa