Los 10 mejores tenores del siglo XX: primera parte

6871
Los 10 mejores tenores del siglo XX: primera parte
Enrico Caruso

No resulta fácil hacer una lista de los mejores tenores del siglo XX, teniendo en cuenta que éste ha dado algunos de los cantantes más importantes de la historia. Existe además el problema añadido de que cada melómano tiene sus preferencias y referencias personales. Lo que sí es cierto que los 10 tenores que señalamos en este artículo han sido cantantes soberanos que han encendido el ardor del público.

1.- Enrico Caruso (1873- 1921)

Enrico Caruso abre esta lista de los mejores tenores del siglo XX por méritos propios. Fue considerado por Arturo Toscanini, quien le dirigió en varias ocasiones, como el tenor perfecto. Poseía una línea de canto excepcional y una gran potencia sonora con facilidad para apianar y un fiato extremo. Murió a los 48 años de una infección pulmonar en la plenitud de su carrera. Sus éxitos en Londres y Nueva York fueron antológicos, ganándose rápidamente el favor del público. Fue uno de los pioneros en el mundo de la grabación, lo que contribuyó significativamente a su popularidad. Sólo del aria de I pagliaci “Vesti la giubba vendió 1 millón de ejemplares, la primera vez que esto ocurría en la reciente historia de la fonografía. Estrenó un buen número de óperas destacando entre ellas Adriana Lecouvreur, La Fanciulla del West y La Arlesiana.

2.- Aureliano Pertile (1885- 1952)

Aureliano Pertile destaca por un ramillete de virtudes nada comunes en los cantantes de su época: gran músico, con una simpatía única, mesurado, dotado de una magnífica condición escénica y, además, un verdadero profesional. Todo esto le convierte en uno de los mejores tenores del siglo XX y de la historia. Con una voz de lírico spinto, rozando el tenor dramático, Pertile lograba transmitir a los oyentes el alma del personaje. Estrenó numerosas óperas, destacando sobre todo el Nerón de Boito (1 de mayo de 1923), ópera con la que se despidió de la escena en 1946, Sly de Wolf-Ferrari (29 de diciembre de 1927) y el Nerón de Mascagni (1935)

3.- Beniamino Gigli (1890-1957)

Considerado como el auténtico sucesor de Caruso, Gigli debutó a los 17 años en el papel principal de la opereta La fuga de Angélica. Sus grandes éxitos llegaron más adelante especialmente con la ópera verista. Protagonizó casi 20 películas e interpretó 62 papeles diferentes. Poseía una voz de spinto con un envolvente y aterciopelado timbre. Considerado como una de las más bellas voces de la ópera, fue muy criticado por sus exageraciones escénicas. Estuvo asociado al movimiento fascista de Musolini.

4.- Giacomo Lauri Volpi (1892- 1979)

Tenor excepcional en el repertorio romántico temprano y medio y especialmente en el verismo, destacando su elegancia en el fraseo. Cantó desde Los Hugonotes a Otello, de I Puritani a Il Trovatore…de Donizetti a Mascagni. Lauri Volpi siempre anduvo preocupado por buscar la belleza en su canto. Poseía un vibrato característico propio de la escuela de finales de 1800.

5.- Jussi Björling (1911- 1960)

Según el gran barítono Dietrich Ficher Dieskau, Björling “no era un cantante, era un dios”. Poseedor de una de las más bellas voces de tenor del siglo XX, Björling destacó por su musicalidad y por la calidad de su fraseo. Björling, que era una persona apasionada, supo mantener sus emociones alejadas de ciertos excesos. Poseía una maravillosa voz y una gran técnica, que nunca utilizó para fines banales y gloria personal, sino que siempre la puso al servicio de la música. Una partitura era sacrosanta para él, y sus elevadas ideas sobre el arte del canto lo llevaron a especializarse en un repertorio compuesto esencialmente por obras italianas y francesas. Murió muy joven, a los 49 años, víctima del alcohol.

Aquí concluye la primera parte de este artículo dedicado a los mejores tenores del siglo XX. ¿Quiénes completarán la lista? Aquí la segunda parte

Francisco García-Rosado