María José Montiel catedrática de canto en la Universität der Künste de Berlín

108
María José Montiel
María José Montiel

La eminente mezzosoprano española María José Montiel ha sido recientemente nombrada catedrática de canto en la Universität der Künste de Berlín, es decir en la universidad de Bellas Artes de la capital de Alemania, la más prestigiosa en su género del país. Este nombramiento no hace sino reconocer el nivel artístico, la preparación canora y la destacada biografía de una de nuestras cantantes operísticas más internacionales. No hay que olvidar que la diva madrileña se formó en Viena a la vera de las eminentes Sena Jurinac y Olivera Miljaković, por cual, a parte del idioma, conoce perfectamente las técnicas de emisión germánicas, amén de las del canto italoespañol y también francés, como lo demuestra el amplio repertorio de papeles que tiene en su repertorio.

Por otra parte, la facilidad de comunicación de la cantante con el público y su relación humana en el trato personal, auguran que será una profesora con una pericia de transmisión de conocimientos muy importante, lo cual es esencial en una docente.

 La Universität der Künste de Berlin, es una de las universidades de arte más grandes de Europa y tiene carácter estatal. Está compuesta por cuatro facultades especializadas en Artes Visuales, Arquitectura, Mas Media, Diseño y Música y Artes Escénicas. Su origen cabe encontrarlo en la Academie der Mahl-, Bild- und Baukuns, posteriormente Academia de las Artes de Prusia, creada a instancias del Elector Federico I de Prusia. Entre sus alumnos más destacados se encuentran figuras míticas de la historia de la música como los pianistas Leopold Godowsky o Claudio Arrau, los directores Otto Klemperer y Bruno Walter, o el compositor Kurt Weill. Ocuparon puestos docentes en el centro, el violinista Josep Joachim, la pianista y compositora Clara Schumann, el compositor Arnold Schoenberg o la soprano Elisabeth Grümmer.

La cantante agradece a la Universität der Künste Berlin el importante nombramiento que lleva aparejada una amplia libertad para acomodar su calendario como cantante en los más importantes teatros de Europa y América, a las fechas presenciales en el aula. Este redactor que se honra con su amistad, ha sido testigo en varias ocasiones de como muchos jóvenes cantantes se han acercado a la mezzo prendados por su técnica, para preguntarle la utilización de los recursos vocales y ella, con una amabilidad cercana y una facilidad de transmisión de técnicas les ha respondido, con un trato tan afable como concienzudo. Ello ha hecho que se sienta especialmente motivada de ayudar a los fututos divos de la ópera a planificar sus estudios de canto.  Al respecto ha afirmado que es para ella «un honor formar parte de tan prestigiosa Institución y de el gran equipo de músicos que la conforman. De hecho —dice— el trabajo con jóvenes desde hace bastantes años se está convirtiendo en una parte muy importante y motivadora de mi vida y el poder realizarlo en un ambiente de tanto nivel musical como es una de las más grandes capitales del mundo de la música me hace sentir muy afortunada».

Montiel tomó posesión de su cátedra en un acto que contó con la presencia del rector de la afamada universidad alemana, el profesor Martin Renner, destacado guitarrista de internacional trayectoria. En su toma de posesión significó que al margen de dar cuenta ante sus alumnos del importante repertorio que marca el programa del centro docente, no olvidará aportar sus conocimientos de la música española para transmitírselos a los algunos, lo cual es una forma de difundir un patrimonio tan rico y en el que María José es una cosmopolita intérprete, que ha cantado en la mayoría de las lenguas que forman parte del rico acervo cultural de la península ibérica. 

No es casual que la cantante española haya recibido este nombramiento, pues su talento interpretativo es parejo a su razonamiento reflexivo y consistente en el diálogo personal, consecuencia de una artista que vive en constante perfeccionamiento de su técnica y en el asumir, en plenitud, el carácter de los protagonistas que interpreta, entre los que cabría destacar el de Carmen, con el que alcanzó un éxito de clamor bajo la dirección del mítico Zubin Mehta, la Luisa Miller con Maazel en el podio o el Requiem de Verdi con el que ha recorrido el mundo conducida por Riccardo Chailly que alababa la morbidez de su emisión. «Siempre quiero ser muy sincera conmigo misma cuando asumo cualquier personaje», dice en un rapto de franca expansión.

Su biografía artística es tan dilatada como importante, pues tras ser protagonista en la función de apertura del Teatro Real de Madrid, ha cantado en los más importantes coliseos del mundo. Desde el Carnagie Hall de New York a la Scala de Milan, pasando por las óperas de Paris, Viena, Tokio, Sidney, Washington, Barcelona, Buenos aires, Nápoles, Venecia, u Ottawa, por citar algunos de los más importantes teatros del planeta, en los que ha alcanzado resonantes éxitos, junto a figuras de la talla de Alfredo Kraus, Montserrat Caballé o Plácido Domingo.

Antonio Gascó