Marina en La Zarzuela (segundo reparto): triunfo de Leonor Bonilla y Germán Olvera

246

[tps_footer][/tps_footer]

Marina en La Zarzuela (segundo reparto). Foto: Javier del Real
Marina en La Zarzuela (segundo reparto). Foto: Javier del Real

Estas notas corresponden al segundo de los repartos programados, formado también por voces jóvenes y que ha ofrecido, aunque con altibajos, más calidad que el primer reparto.

En el estreno de esta producción hace 4 años se ofreció una versión musical muy completa de Marina, incluyendo un dúo de Roque y Marina en le tercer acto, además de la sardana que cerraba el segundo acto, y una romanza de Roque, que nunca pasó a la versión de Marína como ópera. En esta reposición, curiosamente, desaparecen las 3 composiciones señaladas. 

El reparto vocal ha vuelto a estar formado por jóvenes, en el que han destacado claramente las interpretaciones de Marina y Roque.

Marina fue interpretada por la soprano sevillana Leonor Bonilla, que me produjo una muy positiva impresión. Sorprende de hecho que haya sido ella quien interprete el rol titular en et segundo reparto, siendo una voz más importante y mejor intérprete en todos los sentidos que la soprano del primer reparto. La voz tiene amplitud y calidad, estando emitida de manera correcta, corriendo perfectamente por la sala. No tiene problemas en las notas altas y a ello hay que añadir que cantó de forma muy adecuada el rondó final. Esta soprano ha desarrollado su carrera hasta ahora fundamentalmente en Italia y es de suponer que a partir de ahora su presencia será más frecuente en los teatros españoles.

Marina en La Zarzuela (segundo reparto). Foto: Javier del Real
Marina en La Zarzuela (segundo reparto). Foto: Javier del Real

Jorge fue el tenor aragonés Eduardo Aladrén, que viene desarrollando su incipiente carrera en Alemania, formando parte de la compañía de Braunschweig. La voz tiene calidad y amplitud, con sonidos un tanto engolados, siendo su mayor problema su falta de musicalidad. Sus notas más altas se emiten siempre en forte y son calantes y poco agradables en casi todas las ocasiones. Aquí se podría decir aquello de que a veces Dios da pan a quien no tiene hambre.

El barítono mejicano, aunque afincado en España, Germán Olvera fue un Roque digno de ser destacado. Se trata de un barítono lírico, con la voz muy homogénea a lo largo de la tesitura, cantando con gusto y desenvuelto en escena. Para él fueron los más intensos y prolongados aplausos a escena abierta en los dos repartos.

Repetía como Pascual el bajo Ivo Stanchev, que volvió a mostrarse como un cantante sonoro y basto.

También repetían los intérpretes de los personajes secundarios, siendo el mejor de ellos David Oller en Alberto, cumpliendo bien Graciela Moncloa en Teresa y Antonio González como Marinero.

Nuevamente, el teatro de la Zarzuela ofrecía un lleno, excepto en las localidades de escasa o nula visibilidad. En los saludos finales se dedicó un auténtico triunfo a Germán Olvera y a Leonor Bonilla.

La representación comenzó con 4 minutos de retraso y tuvo una duración de 2 horas y 22 minutos, incluyendo un intermedio. Duración musical de 1 hora y 55 minutos. Seis minutos de aplausos.

El precio de la localidad más cara era de 44 euros, costando 24 euros la más barata con visibilidad plena.

José M. Irurzun