Modesto segundo reparto de La Favorite en el Liceu

156
Modesto segundo reparto de La Favorite en el Liceu
Modesto segundo reparto de La Favorite en el Liceu. Fotos: A. Bofill

Estas notas corresponden al segundo de los repartos programados por el Liceu. El resultado ha dejado bastante que desear en términos vocales, repitiéndose las anodinas direcciones musical y escénica. Es verdad que ha habido sustituciones de última hora en el rol de la protagonista, pero hacía mucho tiempo que no asistía aquí a unas representaciones de ópera tan modestas, tratándose de un teatro de primera línea no ya en España sino en el mundo. Recordemos aquello de que al mejor escribano se le cae un borrón…

Nada tengo que añadir a lo escrito en el primer reparto en lo que se refiere a la anodina producción escénica.

La dirección musical de Patrick Summers tampoco ha salido de la rutina.

En el rol de Leonora de Guzmán se ha producido la cancelación de la anunciada Ksenia Dudnikova, lo que ha obligado al teatro a contratar dos mezzo-sopranos para cubrir su ausencia. En esta representación la sustituta ha sido la joven suiza Eve-Maud Hubeaux, cuya actuación no ha sido convincente. Su instrumento resulta demasiado pequeño para un teatro como el Liceu, quedando además corta tanto en el centro como en graves, ofreciendo suficiente sonoridad únicamente las notas altas. Hubo momentos en los que costaba escucharla con claridad.

El tenor americano Stephen Costello fue un insuficiente Fernand, lo que era bastante previsible a juzgar por actuaciones suyas anteriores en teatros españoles. La voz es también demasiado pequeña para este teatro y la tesitura del personaje le supera en bastantes momentos. El algunas ocasiones recurre a una más que discutible habilidad para hacer frente a los sobreagudos, mientras que en otras ocasiones no es suficiente ni la habilidad.

Fotos: A. Bofill
Fotos: A. Bofill

Alphonse XI fue interpretado por el joven barítono italiano Mattia Olivieri, cuya voz es más adecuada para el personaje que la de Markus Werba en el primer reparto. Sin embargo, como cantante resulta un tanto irregular, con algunos buenos momentos y otros en los que impera la monotonía.

Repetía como Balthazar el bajo Ante Jerkunica, que fue el mejor del reparto. Repitieron también los personajes secundarios, interpretados por una destacable Miren Urbierta-Vega como Inés y un correcto Roger Padullés como Don Gaspar.

El Liceu ofrecía una pobre entrada de alrededor del 60 % de su aforo. El público se mostró frío durante la representación y tampoco hubo muestras de entusiasmo en los saludos finales, en los que los mayores aplausos fueron para Ante Jerkunica.

La representación comenzó puntualmente y tuvo una duración de 3 horas exactas, incluyendo un intermedio. Duración musical de 2 horas y 27 minutos, es decir 4 minutos más rápida que en el primer reparto. Cuatro minutos de aplausos.

El precio de la localidad más cara era de 248 euros, habiendo butacas de platea desde 131 euros. La localidad más barata con visibilidad plena costaba 47 euros.

José M. Irurzun