Mozart in the jungle, la serie de TV que ha puesto de moda la música clásica en todo el mundo

13
Mozart in the jungle
Mozart in the jungle

Muy pocos imaginaban en 2014 que Mozart in the jungle, la serie de Amazon Video escrita por Roman Coppola y Jason Schwartzman, y dirigida por Paul Weitz, iba a alcanzar el éxito que ha hecho que se esté preparando ya la cuarta temporada. Los Globos de Oro en 2016 a la Mejor Serie y al Mejor Actor Principal pusieron a Mozart in the jungle de moda en todo el mundo; y es ya hoy un fenómeno televisivo cuya principal virtud es haber sido capaz de acercar la música clásica al gran público.

El show narra las experiencias de Rodrigo DeSouza (Gael García Bernal), un joven y exitoso director de orquesta mexicano que es contratado por la New York Symphony, y de la oboísta veinteañera Hayley Rutiledge (Lola Kirke). Ambos pretenden salir adelante en el ambiente caótico y estimulante del Manhattan actual: Rodrigo quiere rejuvenecer la institución tras tomar el relevo del anterior titular Maestro Pembridge (Malcolm McDowell); Hayley, por su parte, quiere cumplir su sueño de ser parte de la orquesta.

La idea original parte de Mozart in the Jungle: Sex, Drugs, and Classical Music, la controvertida y autobiográfica obra que la oboísta Blair Tindall publicó en 2005. Con este libro, la autora levantó ampollas en Nueva York al narrar, con impúdica minuciosidad y sin escatimar en detalles truculentos, sus intimidades y las de sus compañeros de la new York Philharmonic y otras orquestas de Broadway. Sin embargo, la adaptación a la pequeña pantalla huye del escándalo y mantiene un tono más amable.

Es evidente que la serie se dirige a un público amplio, de ahí que no se abunde en tecnicismos ni se profundice demasiado en el sentido de las músicas que se escuchan. No obstante, se recoge con gran realismo el ambiente dentro de la orquesta y se detecta un esfuerzo notable para tratar con frescura y originalidad el tema del arte, tan manoseado en ocasiones por los tópicos. Debemos resaltar también la elegancia visual de la serie, que muestra un Manhattan muy apetecible, un México colorista aunque algo pasado de clichés y una Venecia deliciosa.

Mozart in the jungle cuenta asimismo con el aliciente de un destacado elenco de actores secundarios como Malcolm McDowell, que en su encarnación del ególatra maestro Pembridge ridiculiza el divismo de parte de algunos directores, el flautista Union Bob (Mark Blum) o al concertino Warren Boyd (Joel Bernstein). Aunque ante todo destacan ellas: la conocida cantante de musicales de Broadway Bernadette Peters es Gloria Windsor, la superintendente de la orquesta; las actrices Saffron Burrows (Cynthia Taylor, una seductora chelista) o Debra Monk (Betty Cragdale, la experimentada e inflexible primer oboe). Sin duda, sobre todos ellos destaca Gael García, quien realiza uno de los mejores trabajos televisivos de su carrera, valedor del Globo de Oro el año pasado y una nominación al mismo galardón en 2017.

Mozart-in-the-jungle-serie-Gael-Garcia-Bernal

En capítulos de veinticinco minutos, la serie va introduciendo todo tipo de obras clásicas, algunas de compositores tan desconocidos por el gran público como Jean Sibelius o Camille Saint-Saëns. El mundo de la ópera sólo toma protagonismo en la tercera temporada, en un capítulo ambientado en Venecia donde aparecen Plácido Domingo y Mónica Belucci, que interpreta a una diva de la ópera en horas bajas (a la que pone voz la soprano puertorriqueña Ana María Martínez). A estas apariciones se suman los cameos de grandes estrellas como Gustavo Dudamel (cuya trayectoria parece haber inspirado el personaje de Rodrigo), Alan Gilbert, Lang Lang, Emanuel Ax o Joshua Bell (que parece casi un personaje más de la serie).

En paralelo al mundo de la música culta, la serie aborda temas de tanta actualidad como el papel de los inmigrantes en la sociedad; las barreras y los intercambios culturales en una de las ciudades más diversas del mundo; o el papel de la mujer, a la que se suele representar en roles de claro liderazgo e influencia. De hecho, pese a la chispeante y caótica personalidad de Rodrigo, da la sensación de que son los personajes femeninos los que marcan el camino del excéntrico y divertido director de orquesta.

En Mozart in the jungle todos los personajes, pese a sus diferencias, parecen compartir un amor sincero por la buena música. Esta pasión es algo que se contagia al espectador, y no son pocos los nuevos aficionados que se han acercado a la música clásica gracias a las aventuras de Rodrigo de Souza y Hayley Rutiledge. Con toda probabilidad, esta visión de la música y el arte como elemento de cohesión entre personas de distintas generaciones, orígenes y clases sociales es el mensaje más valioso de la Mozart in the jungle.

Carlos Javier López