Museo Hazen

81

HAZEN pone en marcha el primer Museo Virtual del Piano de España

La colección, considerada la más importante de Europa, reúne 40 piezas únicas fabricadas en los siglos XVIII, XIX y XX, además de documentos históricos del ámbito pianístico.

La Fundación HAZEN ha abierto al mundo las puertas de su Colección del Piano, considerada la más importante de Europa. El Museo Virtual Hazen (www.museohazen.com) exhibe piezas originales catalogadas por fabricante, fecha y tipo de instrumento. La más antigua es un Erard de mesa, que data de 1791, y la más moderna corresponde a principios del siglo XX. Entre las “joyas” de la muestra, se encuentra un Broadwood similar al que tocara Beethoven o un emblemático piano de conciertos Steinway&Sons.

Los 40 pianos del Museo, disponen de una ficha técnica en la que el visitante puede consultar sus principales características. Asimismo, una aplicación permite interactuar

con la imagen ampliándola y aproximándose a cada uno de sus detalles de acabado. Para obtener el máximo rendimiento de la web, se recomienda la visualización con Google Chrome, aunque está preparada para todo tipo de navegadores. La colección ahora expuesta en Internet es el reflejo de la exposición permanente que HAZEN mantiene abierta al público de modo gratuito en sus instalaciones de Las Rozas. Además de los pianos, el Museo Virtual Hazen recopila una selección de documentos originales entre los que destaca el diploma acreditativo de la medalla de oro concedida por la Reina Isabel II a esta compañía en la Exposición de Productos de la Industria Española en 1837. En aquel año, HAZEN presentó un piano de cinco pedales con transpositor, lo que representaba todo un avance tecnológico para la época. La web incluye una selección del repertorio pianístico del siglo XIX interpretado por Ana Benavides.

La iniciativa pretende dar a conocer la historia y evolución del piano a lo largo de los últimos dos siglos a través de los instrumentos de este tipo más representativos, construidos no sólo por Hosseschrueders y Sobrinos, origen de HAZEN, sino por otras firmas de prestigio como Clementi, Pleyel o Boisselot, entre otras, hasta alcanzar más de 30 procedencias distintas.

El primer piano de gran cola de España data de 1932

La puesta en marcha del Museo Virtual forma parte del programa de actuaciones previsto por HAZEN para conmemorar los dos siglos de vida de esta compañía desde que Johannes Hosseschrueders la fundara en la madrileña calle de Hortaleza. Desde entonces, HAZEN ha contado con la confianza de los principales intérpretes y compositores nacionales y extranjeros, como Manuel de Falla o Arthur Rubinstein, pues, no en vano, fue la firma que en 1932 trajo a España el primer piano de gran cola, un Steinway & Sons D274, que puso a disposición de artistas y entidades.

Fue Félix Hazen García, padre de los actuales directivos y quinta generación dedicada al servicio de la música, quien en 1970 descubrió por casualidad, en una buhardilla de su establecimiento de la calle Fuencarral, un viejo piano de mesa olvidado y firmado por su antepasado Hosseschrueders en 1807. Ese hallazgo marcó el inicio de la Colección del Piano Hazen que, desde entonces, ha ido sumando, restaurando y exhibiendo al público un conjunto artístico único. Uno de los objetivos principales de la Fundación Hazen es la continua ampliación y mejora de los contenidos del Museo Virtual y los propios fondos de la Colección y su archivo, para lo que está intentando recabar el apoyo de otras instituciones y administraciones públicas.

Dos siglos de historia del piano en www.museohazen.com

La Fundación Hazen ha catalogado mediante un sistema de fichas técnicas, como la que puede verse en la imagen, las piezas que forman su Colección del Piano. Entrar en la web equivale a recorrer de un modo sencillo e intuitivo 200 años de historia de la música en general y del piano en particular.

La información aparece ordenada con arreglo al fabricante , sus dimensiones, tipo de mecanismo, fecha y distintas observaciones que atienden a la descripción de la construcción del instrumento.

Accionando las distintas pestañas del menú, se van abriendo diversos apartados en los que se da cuenta de la historia del piano y de la propia firma HAZEN, junto a una selección de composiciones pianísticas, videos e imágenes de grandes compositores e intérpretes relacionados con la compañía. Al clicar en cada una de las reseñas se abre una nueva página en la que es posible aproximar la imagen hasta el punto de distinguir los más mínimos detalles de cada pieza.

Por otro lado, el Museo Virtual de la Colección del Piano HAZEN ofrece un repertorio musical on line correspondiente al repertorio inédito español del siglo XIX y una serie de documentos de interés. Entre estos, destacan los programas de importantes conciertos, anuncios, registros, correspondencia de personajes ilustres y recortes de prensa como el que da cuenta de la llegada a España en 1966 de lo que entonces se llamó el piano del medio millón. La noticia se refiere a la adquisición, por parte de la Filarmónica de Oviedo, de un Steinway con un coste de 500.000 pesetas, una fortuna para la época.

El Museo Virtual HAZEN anima a los internautas a conocer la exposición real, en sus instalaciones de Las Rozas, donde se exhiben de manera gratuita las 40 piezas que componen su Colección, además de los documentos históricos, para lo que se ha establecido un formulario de contacto.

La exposición está formada por pianos que los talleres y almacenes de HAZEN han conservado hasta hoy, a los que se han ido añadiendo otros adquiridos o donados. Entre estos últimos se encuentra el no 207 de Pedro Gómez (1860), que fue propiedad de José Iturbi, o el Pleyel (1928) de Joaquín Rodrigo. El valor esencial de la colección estriba en que además de los instrumentos fabricados por los fundadores de Hazen Hosseschrueders, recoge otros coetáneos como los construidos en Madrid por F Fernández, V. Ferrer, José Larrú, el del valenciano Pedro Gómez o los de Pons y Boisselot en Cataluña. A ellos se suman los de constructores extranjeros como Steinway & Sons y Broadwood. El conjunto permite así comparar diversas escuelas y seguir la evolución técnica de pianos e instrumentos afines especialmente durante su época dorada, el siglo XIX.

La historia de “El Colorao”

La muestra incluye el piano de gran cola de concierto conocido como “El Colorao”. Fabricado en 1923, este Steinway & Sons debe su sobrenombre al color que le confiere su madera de palisandro. Fabricado en Hamburgo llegó a España con el fin de ser utilizado por “Los Artistas de Steinway”, es decir, por todos aquellos artistas y entidades que pudieran solicitarlo. En 1932, pasó a manos de la familia Hazen, consagrándose a la misma misión que había motivado su llegada al país: dar servicio a los artistas.

La Guerra Civil, y más tarde la II Guerra Mundial, provocaron grandes destrozos para el piano que fue posteriormente restaurado por la familia Hazen, listo para iniciar un nuevo capítulo de su extraordinaria leyenda, forjada por los genios que deslizaron sus dedos por sus teclas como Ataulfo Argenta, Joseph Hofmann, José Iturbi, Sergei Profokiev, Arthur Rubinstein, Joaquín Turina o Alicia de Larrocha entre otros muchos interpretes hasta superar el medio centenar de grandes maestros.