El St. Petersburg Festival Ballet, de gira por España con El Lago de los Cisnes y Giselle

144

El St. Petersburg Festival Ballet, de gira por España con El Lago de los Cisnes y Giselle

Sería muy curioso saber cuántas representaciones se han celebrado en el mundo, desde que El lago de los cisnes se estrenara en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo, en 1895. No parecería osado decir que debe ser la obra de danza académica más vista de la historia. Incluso aquellos que no son especialmente asiduos espectadores de danza, seguro que alguna vez en su vida la han visto. Ahora tienen nueva oportunidad, de la mano de artistas rusos.

Porque llega a los escenarios de Madrid (Teatro Nuevo Apolo, hasta el domingo 26 de febrero) y de otras ciudades españolas, durante marzo, con la puesta en escena del St. Petersburg Festival Ballet. Por supuesto que en versión reducida en intérpretes (aunque esta compañía lo ha llegado a representar en Munich con 48 bailarinas de cuerpo de baile interpretando a los ánades del título), pero siempre acercando a grandes y pequeños la historia del príncipe Sigfrido y la princesa convertida en cisne por el malvado brujo Rothbart, cuyo maleficio será derrotado por la fuerza superior del amor.

Esta compañía es una de las formaciones privadas continuadoras de aquellas que empezaron a surgir a partir de la liberadora Perestroika en la antigua URSS. Creada en 2009, gira principalmente por Europa, habiendo actuado en Alemania, Austria, Italia y otros países del continente.

El St. Petersburg Festival Ballet, de gira por España con El Lago de los Cisnes y Giselle
El St. Petersburg Festival Ballet, de gira por España con El Lago de los Cisnes y Giselle

Dirigido por la exbailarina Margarita Kamysh Zhucina, cuenta con los bailarines principales Svetlana Filatova y Aleksandr Abaturov. Filatova, que interpretará el doble papel de Odette/Odile, ya saben, el cisne blanco y el cisne negro, respectivamente, estudió en la Escuela Vaganova de San Petersburgo, la prestigiosa academia que atesora la técnica vertida durante el siglo XIX por los maestros franceses e italianos llegados hasta los teatros imperiales rusos. Abaturov, por su parte, se graduó en Perm, ciudad que está considerada como la segunda en guardar la tradición de la disciplina Vaganova, ya que durante la II Guerra Mundial, y ante el avance de los alemanes hacia el país, la escuela se trasladó provisionalmente a su teatro de ópera.

Durante sus actuaciones por, sobre todo, distintas ciudades de Cataluña y Baleares, del 3 al 11 de marzo, el St. Petersburg Festival Ballet también ofrecerá otro de los clásicos más queridos del público. Giselle es anterior a El lago de los cisnes más de medio siglo y en su argumento es también esencial el amor salvador, aunque en este caso es la protagonista la que defiende a su enamorado de la reina de las willis,  muchachas muertas antes de casarse que salen de sus tumbas al anochecer.

Se estrenó en la Ópera de París en 1841, y la partitura compuesta por Adolphe Adam fue hecha coreografía por Jules Perrot y Arthur Saint-Lèon, con Carlota Grisi y Lucien Petipa, -hermano de quien sería el “padre” de la danza académica, precisamente en el Mariinsky sanpetersburgués y durante cinco décadas, Marius Petipa- como protagonistas de su primera puesta en escena.

Cristina Marinero