Tras el telón, la nueva novela ambientada en el Teatro Real de Madrid

183

Tras el telón

Félix García Hernán firma Tras el telón, un thriller policiaco que se desarrolla en el mundo que rodea a la ópera. Marcos Montero, el director en la novela del Teatro Real de Madrid, se ve envuelto en una pesadilla que trastoca su vida por completo. De la estabilidad de un matrimonio bien avenido, a tener que recobrar su vida a contrarreloj, enfrentándose a unos delincuentes sin escrúpulos.

EDICIÓN PERSONAL publicó la primera tirada de la novela, que ha despertado la curiosidad de muchos aficionados a la ópera. Tras leer Tras el telón, el lector tiene la sensación de haber caído finalmente en las redes de García Hernán.Los que, como el autor de la novela, conocemos el Teatro Real, no podemos evitar sentirnos intrigados por esta novela, por estar tejida con los mimbres irrefutables de una realidad de la que somos parte. Puede que este sea el mayor acierto del autor: dotar al libro de un tono irrefutable, del cariz de verosimilitud necesario en la novela negra.

De prosa abierta y algo descuidada a veces, el narrador claudica ante el ritmo de la historia y deja pasar la ocasión de perfilar algunos personajes interesantes, como Noelia Palacios, la prima donna española. Apenas se encuentra un momento para el sosiego en una novela que desde el comienzo pone las cartas sobre la mesa. Pese a mantener vivo el interés por la historia y los personajes, la novela termina sin un gran golpe de efecto, en un final feliz poco operístico.

Ciertamente, los amantes de la ópera leemos la obra de Félix García Hernán con regocijo e interés, especialmente en los múltiples guiños al mundo de la lírica. Sin embargo, nos parece un empeño cumplido sólo a medias. La obra queda coja al plantear el asunto de la ópera sólo como un paisaje, y no como parte determinante del desenlace. Hubiéramos disfrutado de alguna discusión técnica entre directores de escena o de las conexiones entre el Patronato del Teatro Real y los altos estamentos del poder político. Todo ello está sin duda en el imaginario de García Hernán, pero no está incluido en la novela, por desgracia.

Seguro que, tras este libro, vendrán otros de Félix García Hernán, que ha sabido ver con acierto las enormes posibilidades que el mundo de la ópera ofrece para un incipiente novelista como él. Confiamos en que siga encontrando buenas historias tras el telón. 

Carlos Javier López

@CarlosJavierLS