Tri(sto)logía Mozart-Da Ponte en el Liceu

                                                      Tri(sto)logía Mozart-Da Ponte Por Federico Figueroa

El año que celebra su 175 aniversario, el Gran Teatre del Liceu ha tenido a bien presentar la Trilogía Mozart – Da Ponte (Le nozze di Figaro / Don Giovanni / Così fan tutte) en días consecutivos, de tal manera que los espectadores puedan experimentar estos trabajos de manera unitaria, casi como si constituyeran un ciclo. La idea está impulsada por el director musical Marc Minkowski y el director de escena Ivan Alexandre, en un proyecto que nació en el Teatro del Palacio de Drottningholm de Estocolmo y ya se pudo ver también en la Ópera Real de Versalles, ambos escenarios de dimensiones modestas en comparación al gigantesco Liceu. Si las primeras cuentan con salas de capacidad para menos de 500 y 800 localidades, respectivamente, la del Liceu supera las 2200. Señalo esta diferencia porque lo que en un lugar puede funcionar a la perfección en otro puede resultar, cuando menos, inadecuado. Tri(sto)logía Mozart-Da Ponte

La escenografía (Antoine Fontaine) trata de recrear el escenario de un teatro dieciochesco, como aquellos en los que pudieron haber sido representadas estas óperas. Las paredes son cortinajes estampados diferentes para cada título, al igual que algunos elementos de atrezzo, mientras que la estructura es compartida. Los cantantes también se intercambian entre los diferentes personajes de los tres títulos, intentando seguir el  patrón de sus intérpretes primigenios. La idea principal de Alexandre es proponer la evolución de Cherubino (Le nozze di Figaro) hacia Don Giovanni y más tarde a Don Alfonso (Così fan tutte).

Dando una vuelta de tuerca al concepto del ‘teatro dentro del teatro’, en estas representaciones se puede ver a los solistas maquillándose y poniéndose una peluca para salir al escenario, aunque estos detalles, al igual que sus gesticulaciones, si el espectador se encuentra en uno de los pisos altos, pasan casi desapercibidos. El proyecto de la trilogía sobre papel es estimulante, y presentado en escenarios de medidas adecuadas, seguramente será muy aplaudido. Pero no fue el caso en ninguna de las tres funciones a las que asistí, debido también a una lectura musical discutible y a, sin duda, a un elenco de artistas que no dio muchas alegrías. Tri(sto)logía Mozart-Da Ponte

Una escena de Così Fan Tutte (c) David Ruano – Teatro del Liceu 2022

El primer día (Le nozze di Figaro) el bajo-barítono Robert Gleadow fue abucheado desde la parte alta del teatro antes de cumplirse media hora del inicio. Su voz apenas se escuchaba, el sonido que cruzaba el foso era opaco, abierto y el registro agudo no existía. Al día siguiente, como Leporello (Don Giovanni) recibió aplausos de cortesía. El tercer día anunciaron, antes del inicio de Così fan tutte, que por lesión muscular Gleadow era sustituído por el barítono Florian Sempey, quien sí logró lucir como Guglielmo. Otro abucheado nada más terminar su intervención principal fue el barítono Thomas Dolié (Conde de Almaviva / Le nozze di Figaro) y esto no es lo más triste, pues, en general la mayoría de las otras voces estuvieron en el nivel mínimo para librarse de las protestas de los espectadores más exigentes. Tri(sto)logía Mozart-Da Ponte

Dicho esto, se debe hacer una excepción para algunos cantantes. Destacaron por su mejor hacer la soprano Arianne Venditelli, mucho mejor como Susanna (Le nozze di Figaro) que como Donna Elvira (Don Giovanni), la mezzosoprano Angela Brower como Dorabella (Così fan tutte), el tenor Julien Henric (Don Ottavio de Don Giovanni), el bajo Alex Rosen (Masetto / Comendador)  y la soprano Iulia Maria Dan (Donna Anna). La decepción para mí estuvo en Lea Dessandre, una voz de poco vuelo que no pasó de correcta, y la grata sorpresa fue la soprano Mercedes Gancedo como Barbarina. Diría que Gancedo fue la mejor de todos los que estuvieron en el escenario estos tres días. Y como nota positiva, hay que señalar que todos los artistas mostraron una excelente ejecución actoral. Fueron ágiles y precisos en sus movimientos escénicos y creíbles en sus caracterizaciones.

La dirección musical de Marc Minkowski buscó tiempos rápidos, lo cual funcionó en algunos momentos, pero, al no estar al frente de su orquesta (Les Musiciens du Louvre), como fue el caso, en algunos pasajes los planos sonoros quedaron emborronados y se perdió parte del juego y la magia de la música. Respecto al sonido que consiguió sacar la orquesta, el resultado fue no obstante favorable y en conjunto se puede decir que el estilo mozartiano estuvo presente. Tri(sto)logía Mozart-Da Ponte

La primera noche, durante el descanso y en la escalinata de acceso a la sala, escuché comentarios negativos respecto a lo que se estaba presenciando en el escenario y la sensación que había era aquello de “nos dieron gato por liebre”. La dirección artística del teatro debería haber previsto que, en un Gran Teatre del Liceu, las producciones ideadas para espacios sensiblemente más pequeños pueden quedar deslucidas. El público fue contenido en sus aplausos y al terminar las funciones muchos se marcharon sin esperar los saludos. Los turistas, como es habitual, fueron los más entusiastas.

—————————————————-

Barcelona, Gran Teatre del Liceu.  Trilogía Mozart – Da Ponte. Director musical: Marc Minkowski   Director de escena: Ivan Alexandre.

11 de abril de 2022 Le nozze di Figaro. Thomas Dolié (Conde de Almaviva), Ana Maria Labin (Condesa de Almaviva), Arianne Venditelli (Susanna), Robert Gleadow (Figaro), Lea Desandre (Cherubino), Alix Le Saux (Marcellina), Norman Patzke (Bartolo / Antonio), Paco García (Basilio / Don Curzio), Mercedes Gancedo (Barbarina).

12 de abril de 2022 Don Giovanni. Alexandre Duhamel (Don Giovanni), Iulia Maria Dan (Donna Anna), Arianna Venditelli (Donna Elvira), Julien Henric (Don Ottavio), Robert Gleadow (Leporello), Alex Rosen (Masetto / El Comendador), Alix Le Saux (Zerlina).

13 de abril de 2022 Così fan tutte. Alexandre Duhamel (Don Alfonso), Iulia Maria Dan (Fiordiligi), Angela Brower (Dorabella), James Ley (Ferrando), Florian Sempey (Guglielmo), Miriam Albano (Despina).

 Opera World