Un mejorado Jorge de León en la Manon Lescaut del Liceu

230
Un mejorado Jorge de León en la Manon Lescaut del Liceu
Un mejorado Jorge de León en la Manon Lescaut del Liceu. Foto: A. Bofill 

Estos comentarios corresponden al segundo de los repartos programados, cuyo resultado ha estado bastante en línea con el del primero. 

Nada que añadir a lo dicho anteriormente sobre la producción de Davide Livermore, que no me convence. 

Tampoco se puede añadir casi nada a la dirección de Emmanuel Villaume, quizá algo más entonada que la del día anterior. 

La nueva intérprete de la protagonista Manón Lescaut era la soprano Maria Pia Piscitelli, quien ya había sido intérprete en segundos repartos en este mismo teatro en el pasado. Su actuación cabe calificarla de adecuada, basada en un centro atractivo, aunque resulta un tanto apretada por arriba, donde la voz cambia un tanto de color, y se queda algo corta en las nota bajas. Expresa bien. 

El nuevo Renato Des Grieux era el tenor canario Jorge de León, cuya voz me parece más adecuada para el personaje que la de Gregory Kunde, tanto por anchura como por puro brillo, aunque el americano es un mejor cantante. Jorge de León ha sido en buena medida una agradable sorpresa, ya que las últimas veces que le había visto en escena me había dejado preocupado su notable inestabilidad en la emisión, con un vibrato muy pronunciado. En esta ocasión las cosas han funcionado mejor y no es que haya desaparecido el mencionado vibrato, pero es mucho menos pronunciado que antes. Es una buena noticia, ya que no abundan las voces como las del canario.

Un mejorado Jorge de León en la Manon Lescaut del Liceu. Foto: A. Bofill 
Un mejorado Jorge de León en la Manon Lescaut del Liceu. Foto: A. Bofill

Prueba positiva la del barítono americano Jared Bybee, que debutaba en el teatro. Su voz tiene atractivo y corre sin problemas, muy adecuada para un barítono lírico. Es la primera vez que le escucho y la impresión es favorable. 

Todo el resto de personajes repetían intérpretes. Entre ellos hay que destacar nuevamente a Carlos Chausson (Geronte) y Mikeldi Atxalandabaso (Edmondo). 

El Liceu ofrecía una entrada entre el 75 y el 80 % de su aforo. El público se mostró un tanto frío durante la representación. En los saludos finales los mayores aplausos fueron para Jorge de León y Maria Pia Piscitelli. 

La representación comenzó puntualmente y tuvo una duración de 2 horas y 37 minutos, incluyendo un intermedio. Duración musical de 1 hora y 57 minutos, es decir 3 minutos menos que la del día anterior. Cinco minutos de aplausos. 

El precio de la localidad más cara era de 223 euros, habiendo butacas de platea entre 117 y 172 euros. La localidad más barata con visibilidad costaba 42 euros. 

José M. Irurzun