Un Nemorino para el recuerdo. Triunfo Español en la ópera de Viena.

78

6 de septiembre de 2012

El tenor canario Celso Albelo debuto anoche en la Opera de Viena – Wiener Staatsoper con un rotundo exito interpretando el papel de Nemorino en la opera de Donizetti “Elisir D’ Amore”

Con una voz prodigiosa y una gran tecnica Albelo bordo el papel de principio a fin y sorprendio al publico vienes en su debut. La archiconocida aria “Una furtiva lacrima” fue el momento culminante de la noche, alli Albelo canto la romanza como desde hacia muchos anos no se habia escuchado en Viena, con unos pianisimos inverosimiles que recordaron al mejor Fleta y con una tecnica y voz insuperables en el panorama lirico actual.

En el rol de Adina una excelente Chen Reiss que sustituia a Hartelius y demostro tener una gran voz y una gran seguridad en los agudos; muy correcto el baritono Caria como Belcore y entranable como siempre el incombustible KS Sramek (nadie ha cantado tanto como el en la Staatsoper de Viena) en el divertido papel de Dulcamara.

Para completar una noche espanola triunfal tambien debemos destacar al joven director madrileno Guillermo Garcia Calvo que supo llevar a la Orquesta de la Staatsoper de Viena de manera magistral, siempre con los tempos adecuados y con un acertadisimo acompanamiento de cantantes, algo impropio en un director tan joven. Espana siempre habia dado grandes voces pero ya era hora de que empezara a salir algun director musical de nivel.
La temporada 2012-2013 se ha iniciado en Viena con un Don Carlo de primerisimo nivel y con un Elisir D’amore que con el tiempo puede llegar a ser historico, por ser el debut de una de las mejores voces que hemos escuchado en los ultimos anos (desde 1996 ya son mas de 1000 operas vistas) en la Staatsoper de Viena, el principal teatro del Mundo. Sin dejarme llevar por la euforia de anoche, me atreveria a afirmar que Celso Albelo es el mejor tenor lirico del mundo y sera la referencia operistica mundial junto a Jonas Kauffmann en los proximos anos.
Llevabamos anos esperando pero por fin, el gran maestro Alfredo Kraus, ya tiene sucesor: Celso Albelo
En estos tiempos de crisis que ahora corren creemos que con Albelo, Kauffmann, Florez, Beczala y Armiliato, la opera goza de buena salud y ojala estemos hablando de una segunda edad de oro de tenores en el siglo XXI tras la gloriosa generacion que en los anos 80 y 90 hizo que muchos amaramos este arte: Kraus, Pavarotti, Bonisolli, Domingo, Carreras, Aragall, Dvorski, Lima, Schicoff, Giacomini…
Y en el futuro? Unos Puritanos con la gran Gruberova y Celso Albelo en Viena es lo mas grande que se puede escuchar hoy en dia en el mundo de la opera, un sueno para los grandes aficionados. Esperemos que el Sr. Dominique Meyer, Director de la Opera de Viena que se encontraba ayer en el palco, haya tomado nota y para la temporada 2013-14 se haga realidad este gran sueno.
Claro que un Rigoletto con Leo Nucci y Celso Albelo como Duque tambien seria algo grandioso; sonar es bueno y los gerentes de los principales teatros deben posibilitar los suenos de los grandes aficionados.

En diciembre volvera Celso Albelo a Viena para cantar 4 funciones de “La Sonambula” de Bellini, una opera en la que podremos apreciar mucho mejor su gran voz. Sera el acontecimiento operistico del ano en Viena y marcara un antes y un despues en la carrera de este gran artista.

Desde Viena,
Jose Nogueira