Una Cenerentola en Roma de alto nivel musical

90
La Cenerentola en Roma
La Cenerentola en Roma

Cerrando la temporada, la ópera de Roma presentó una Cenerentola rossiniana de muy alto nivel musical.

La producción venía firmada por Emma Dante quien planteó un espectáculo plásticamente bello con unos personajes bien movidos pero con un exceso de figurantes-ballet autómatas que no dejaron de actuar durante toda la ópera incluso en los números cerrados como arias, dúos, concertantes, etc. distrayendo la atención. Divertidos en algunos momentos y excesivos en los demás. Bella iluminación con un decorado mínimo.

La Cenerentola en Roma

Vocalmente todos los cantantes estuvieron magníficos. Maxim Mironov encarnó un Don Ramiro de gran calado. Con una voz redonda, muy bien proyectada, uniforme, con un centro grande y una zona aguda espléndid además de una presencia estupenda. Dandini fue cantado por Filippo Fontana de voz poderosa y perfecta dicción. Don Magnífico lo cantó Carlo Lepore, un gran artista. Alidoro lo canto de forma bellísima Adrian Sämpetrean. Las hermanas de Cenerentola, Clorinda y Tisbe, fueron Sara Rocchi y Rafaela Alburquerque que estuvieron a una gran altura. La protagonista se nos dio de la mano y voz de la mezzo Teresa Iervolino. Muy expresiva, musical y de muy bello timbre. El rondó final fue esplendido aunque se la notó un poco cansada.

La dirección musical corrió a cargo del maestro Stefano Montanari, enérgico, brillante, con una mano izquierda sobresaliente, al que correspondió una orquesta en un estado sobresaliente. Muy bien el coro masculino.

Un gran éxito para todos.

Francisco García-Rosado